Reparar un muro de ladrillos

Reparar un muro de ladrillos.
1. Utillaje y herramientas: Martillo, cincel, paleta, puntal, arena cemento y ladrillos nuevos.
2. Puede cambiar los ladrillos individualmente si están estropeados (esto suele pasar con los ladrillos que no se han cocido en fabricación). Con la ayuda de un martillo y de un cortafrios, extraiga las juntas y el ladrillo. Rómpalo si es necesario.
3. Por medio de una mezcla de arena (3 partes), cemento (1 parte) y plastificante (que se puede conseguir en botella o en bote) para unificar, coloque el nuevo ladrillo, ajustándolo a sus vecinos.
4. Cuando la superficie de un ladrillo está estropeada, puede intentar rectificarla con una paleta. Puede utilizar colorantes para unificar y armonizar con los ladrillos colindantes.
5. Puede adaptar la superficie mediante un aplanador, de forma que quede al mismo nivel que los otros ladrillos, así como puede llegar a prensarse más todavía cuando empiece a secarse.
La última hilera de ladrillo, sobretodo en los extremos del muro, puede representar algún problema. Para solventarlo harán falta ladrillos de buena calidad y, a cada extremo colocará laña metálica para que sujete al último ladrillo.
Para resolver este problema, puede crear un nuevo contorno sobre el muro. Puede hacerlo de tal iorma que el agua no se estanque en la parte superior, y que además caiga a ambos lados del muro sin mojarlo tan directamente. Utilice una mezcla de arena (3 medidas) y cemento (1 medida).

Etiquetas: , ,

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.