Estructura de una persiana

Sistema de cerramiento constituido (1) por una polea, accionada por una cinta, solidaria a un rodillo. La persiana está lijada al rodillo mediante unos enganches de cintas o tiras (2) y se desliza a lo largo de unas guias laterales (3); las lamas se mantienen enlazadas mediante ganchos o plaquitas (4). La cinta se mantiene tirante por el propio peso de la persiana y la oposición de un dispositivo de arrollamiento provisto de un resorte que se halla contenido en un disco (5).

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.