Cambiar persianas

Remplazar la persiana.
En caso de que la persiana esté muy deteriorada o sea muy vieja, es conveniente proceder a su sustitución, tal como se ha explicado anteriormente.
Para adquirir una nueva persiana cuyas medidas correspondan a la existente, hay que tomar dos datos importantes: la altura de la luz de la ventana, es decir, la de la abertura que hay en la pared, y la distancia que hay entre las dos guías laterales, tomada desde su borde.
La persiana debe tener 25 cm más que la altura medida y 10 mm menos que su anchura.
d En la última lama, la que se apoya sobre el antepecho, hay que atornillar en la posición justa los topes, que se incluyen con el material de la nueva persiana.

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.