Pasos para hacer espigas

Hacer el molde y emplearlo como plantilla:
• Este molde es en realidad una matriz similar a las empledas por los torneros de metal, aunque más “de andar por casa”.
• El hierro debe perforarse con rocas especiales; si empleas un punzón para marcar el centro de cada agujero, conseguirás que la broca no resbale. No olvides sujetar perfectamente la pieza bajo el taladro para que no se mueva; hazlo con un sargento de buena calidad.
• Lima bien los agujeros al terminar para retirar las rebabas.
Traza con una tiza o un rotu- lador permanente una línea sobre la que marcarás los centros de los agujeros. Deja espacio debajo para poder sujetar la planilla con el sargento.
Marca con un punzón el centro de los agujeros; así no resbalarán las brocas. Hazlos lo suficientemente espaciados para evitar que se unan entre sí al taladrarlos.
Un soporte para taladro (en este caso, de Wolfcraft) te ayudará a hacer los agujeros. No olvides lubricar la broca con algunas gotas de aceite especial para máquinas.
Con un escoplo para acero, realiza tres muescas en cada agujero que sobresalgan aproximadamente un milímetro del borde. Sujeta la herramienta con un ángulo de aprox. 20°.
Con una lima cilindrica, desbarba los filos de los agujeros, ajusfando el extremo de los labios exactamente con la alineación de las perforaciones.
Los dos extremos de la barra se afilan en punta. Uno se mete en el portabrocas y el otro se coloca en el agujero del molde correspondiente al diámetro elegido.
Tantear un poco es inevitable antes de encontrar la velocidad de rotación ideal. Presiona con firmeza, pero sin pasarte para que la madera no se reviente.
Ensamblajes resistentes:
• Las espigas de madera son unas viejas conocidas de todos los aficionados a los trabajos con madera. Aunque los tornillos y los clavos son más fáciles de colocar, las uniones con espigas son más resistentes y quedan mucho más estéticas.
• Para hacer los agujeros donde introducir las espigas con precisión, existen accesorios fáciles de manejar y muy económicos: marcadores metálicos, señaladores de profundidad de la broca… Son imprescindibles para hacer un buen trabajo.

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.