Consejos para el clavado de madera

A. Se elige un clavo tres veces más largo que la pieza a fijar. Se clava la pieza más delgada sobre la más gruesa.

B. En trabajos que no exijan especial esmero se remachan las puntas que asomen; la unión será más resistente.

C. El clavado en sesgo es la mejor manera de unir dos piezas con ensamblaje de ranura.

D. Si las-piezas van unidas a tope, se clavan las puntas en sentido oblicuo.

E. No conviene hincar varios clavos en la misma línea de veta, ya que se podría rajar la madera.

F. Para evitar que la madera se raje se coloca una pieza un poco más larga; una vez clavadas las puntas, se corta el excedente.

G. Cuando se procede al clavado se coloca una pieza debajo de las superficies a unir para evitar que los extremos de los clavos se doblen.

H. Las puntas pequeñas se hincan sirviéndose de un trozo de cartón.

I. Clavado disimulado. Se realiza una entalladura en la superficie de la madera con el formón y se encola después del clavado.

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.