Hacer candelabro version eléctrica

VERSION ELÉCTRICA.

Una variante de nuestro candelabro con velas naturales, sería esta segunda versión en la que se sustituyen estas últimas por lámparas eléctricas que imitan perfectamente la fue-tuación de Ta llama en una vela real.
Todo el proceso es exactamente el mismso salvo por dos detalles a tener en cuenta a la hora de electrificar el candelabro. Por otra parte se puede de|ar previsto desde un principio para tener la posibilidad de tener las dos versiones en una, sin que se note la transformación.

Para la versión eléctrica la base, por su parte inferior, tiene fresados unos surcos por donde irán los cables. Dichos surcos se unen en un circulo central de aproximadamente 50 mm de diámetro y 20 mm de profundidad.

En esta parte del montaje hay que tener un especial cuidado para no confundir la conexión del cableado pues podría dar lugar a cortocircuitos ¡necesarios. La mejor forma de identificar los mismos es empleando cable polarizado, que es aquel que en uno de sus dos conductores va indicado mediante una serigrafía impresa en el plástico, o mediante un saliente del mismo. Conexionaremos entre sí todos ellos mediante una cierna.

Imitando a las velas reales, existen en el mercado bombillas en cuyo.

interior en vez de filamento, llevan unas chapitas en forma de llama. Éstas permanecen separadas entre sí, dejando que sea el gas que contiene la ampolla de cristal, el que se haga incandescente al paso de la electricidad, produciendo una fluctuación muy similar a una llama real. Como complemento el casquillo y un soporte que recubre a éste, imitando la vela, incluidos los goterones de cera.

Una vez colocados todos los cables en sus respectivos surcos, se colocará cinta adhesiva cubriendo los mismos. De esta manera evitamos que estorben mientras deslizamos la lámpara. En esta base además se le deben colocar unos soportes antideslizantes adhesivos.

El mismo agujero que nos servía de soporte a la vela real, nos servirá para el soporte del casquillo. A través de él conectaremos los cables de alimentación. En este caso la polaridad es indiferente.

Los cubre casquillos no llevan nin-gún tipo de fijación, simplemente van colocados como apreciamos en la fotografía. Por último no nos queda más que colocar cada bombilla y comprobar su correcto funcionamiento.

Aunque en la fotografía no se aprecie el parpadeo, se puede deducir éste por el diferente lugar que ocupa la parte incandescente en cada una de ellas, que irá oscilando de una forma totalmente irregular, quedando imitado con verisimilitud el arder de una llama.

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.