Archivo de la categoría ‘Bricolaje Decoración’

Tipos de estarcido

SUPERFICIES A TRATAR:

Si la pared está acabada al gotelet el estarcido nos supondrá cierta dificultad por ser la superficie rugosa; pero en cierto modo tiene sus ventajas. Al ser tan irregular, si cometemos el fallo de salimos no se apreciará apenas.
La pintura a emplear puede ser tanto acrílica como plástica. Naturalmente una vez estarcida la pared no se le da ningún acabado, es decir, no se suele barnizar.

Al estarcir sobre pintura plástica conviene que se hagan con pintura plástica, aunque los colores acrílicos cogen perfectamente sobre esta superficie.
En una pared lisa hay que tener en cuenta el sumo cuidado que tenemos que poner en no salimos de la plantilla. Aquí sí que se notan todos los fallos. En cuanto a tipo de pintura, se puede utilizar plástica o acrílica.

1. ESTARCIDO SOBRE AZULEJO:
Para evitar que la pintura se pierda, conviene utilizar de cerámica en frío, que tarda unas 12 horas aproximadamente en secar. Si se utilizasen pinturas acrí-licas o plástica para decorar un azulejo en baño o cocina, con el tiempo se irían resquebrajando por los vapores de la habitación.

2. ESTARCIDO SOBRE MADERA:
Se emplea la misma técnica inicial. Sea sobre un marco, un arcén o un mueble, la superficie ha de estar perfectamente preparada: con su tapaporos, lija tinte o pintura de fondo. Necesita un acabado para evitar que se estropee el estarcido. Puede aplicarse una pátina de cera y betún de Judea o simplemente, un barniz incoloro.

3. ESTARCIDO SOBRE TEJIDOS:
El empleo de esta técnica es sencillo sobre tela. Lógicamente han de emplearse pinturas específicas de tela para un resultado óptimo. La técnica a seguir es exactamente la misma, con el consiguiente tratamiento anterior y posterior del tejido para asegurar la duración de la pintura.
El único a tener en cuenta es estirar muy bien la tela para evitar que salgan arrugas a la hora de estarcir.

4. ESTARCIDO SOBRE PAPEL PINTADO:
No es conveniente estarcir sobre papel pintado. Si es viníli-co, no retiene la pintura. Lo más probable es que se cuartee. Aunque sea lavable deberíamos dar después de estarcir un barniz adecuado.

MANTENIMIENTO DE LAS HERRAMIENTAS DE TRABAJO.
Una vez concluido el trabajo de estarcir hemos de mantener siempre en perfecto estado todos los útiles de trabajo. El pincel o esponja utilizados en estarcir, debe limpiarse después de haberlos usado con agua y jabón. Después se escurren y se secan un poquito con un paño. La plantilla conviene lavarla con cuidado con un estropajo suave o esponja, para evitar que se raye y de este modo alargar su duración.
Si podemos guardar las plantillas estiradas o colgadas, mejor.

NOTAS IMPORTANTES:
♦ Nos puede pasar, que por descuido, salpiquemos al estarcir sobre la pared con un poco de pintura. Si esto pasa, en el mismo momento
aue nos damos cuenta, con un poco e agua se limpia la pared. En caso de descubrir la mancha ya seca, con lija muy fina o un cutter, raspamos para quitarla. Hay que tener sumo cuidado en no raspar más de la cuenta.
♦ Se puede estarcir alrededor de las Euertas, encima de los cuadros, ordear ventanas…
♦ Estarcir sobre papel no es factible, porque éste se ondula.

Estarcido sobre paredes

ESTARCIDO SOBRE PARED:

Hay que pensar muy bien a qué altura de la pared queremos decorar la habitación. Os sugiero a pie de techo y a media altura de la pared. Queda muy alegre. Hay plantillas esto depende del motivo decorativo que conviene combinar a las dos alturas. Hay otras que sólo a pie de techo alrededor de toda la habitación.

Los colores elegidos irán en consonancia con el tono que tiene la pared la tapicería y los muebles de la habitación. Vistos los colores, elegimos el diámetro de pincel, un tamaño mediano, un número 6-8 nos servirá -aunque depende de la plantilla-. Con ayuda de la escalera vamos a fijar la plantilla a la pared; sujeta con papel adhesivo. Cuando esté centrada la plantilla, comenzaremos el trabajo con suma paciencia y agilidad. Necesitamos, aparte de la plantilla, la cinta adhesiva, los colores, el pincel y el papel absorbente de cocina (sin olvidarnos, claro está, de una escalera para las alturas).

En el mundo del estarcido está de moda decorar los suelos, personalizando las plantillas.?
Para los más emprendedores se puede estarcir una greca a modo de cabecero de cania en la pared del dormitorio e incluso conjuntar con el edredón y los cojines ?

COMO TRABAJAR CON LA ESPONJA:
La esponja se puede utilizar a modo de pincel de estarcir. Tiene que reunir las siguientes condiciones: ha de ser un trozo de esponja que tenga ‘ojos’, para que el resultado quede original. Se trabaja exactamente igual que con el pincel. Se impregna de pintura, se seca un poquito sobre el papel absorbente y se tampona en la pared sobre la plantilla. Antes de dejar secar la pintura, se retira la plantilla. Nunca se arrastra la esponja sobre la plantilla, puesto que se puede comer toda la pintura por debajo.

Técnica de estarcido

USO DE LA TÉCNICA.

Como hemos comentado anteriormente, el uso de la técnica de estarcido es exactamente igual en todas las superficies. De todas formas, iremos tratando una a una todas ellas, para especificar los pasos a tener en cuenta.

Mojamos el pincel en la pintura, para evitar que gotee se escurre un poco en el papel absorbente; de forma que tengamos el pincel seco pero con pintura en las cerdas.La plantilla está fija en el objeto o pared a decorar. Lo único que tenemos que hacer es, con una mano ir presionando la plantilla sobre la superficie para sujetarla completamente, y con la otra, pincel en mano, ir tamponando de forma perpendicular a la pared. No se debe arrastrar el pincel por la plantilla porque se nos meterían las cerdas entre la plantilla y la superficie a decorar, saliéndose la pintura por los bordes. Aunque se haya leído o visto en algún programa de televisión, jamás se debe estarcir en sentido circular, o rotativo; porque se nos saldría la pintura por las orillas. Siempre ha de hacerse tamponando, en sentido perpendicular a la pared u objeto. El movimiento del pincel ha de ser en el dibujo siempre de fuera a dentro. De forma que, si estarcimos una manzana, los bordes son más rojos que el interior de la misma. Al retirar la plantilla observamos que esta técnica da sensación de volumen. Otro modo es ir alternando en un mismo motivo distintos tonos. Por ejemplo, una hoja de yedra, en verde y amarillo. También se puede pintar la plantilla de un color compacto, sin respetar la primera técnica que acabamos de explicar. Por ejemplo, se da un tono marrón en un carrito y es el mismo tono de marrón en todo el carrito. No se hacen veladuras o claros-oscuro.

Una vez pintada la plantilla, se retira y se despega con sumo cuidado, porque la pintura todavía está fresca. Es el momento de retocar con un pincel fino, si es que hace falta. Si se desea, esto dependerá de gustos, al retirar la plantilla se pueden perfilar los motivos decorativos para resaltarlos más.

Técnica del estarcido

Decorar con estarcidos.

Uso y tecnicas.

Desde la antigüed el ser humano ha buscado introducir en su hogar motiva de la naturaleza que le hagan más agradable la vida en casa. Estos motivos ya podían ser frescos plasmados en paredes excavada en roca, como grecas sencillas con feccionadas con tonos diferentes de tierrasy pigmentos Los griegos y los romanos tenían para este cometid cierta inspiración y facilidad a la horca de decorar salas, termas y objetos de uso diario como vasijas, platos, ánforas, etc. Era lo necesidad de expre sar el arte con motivos geométrico o vistos en la naturaleza; estrellas, soles, olor hojas de parra, flores…

MATERIAL NECESARIO:
♦ Plantilla de acetato.
♦ Pincel de estarcir o bien un trozo de esponja.
♦ Papel absorbente de cocina.
♦ Pintura plástica o acrílica.
♦ Cinta adhesiva.

PASOS PRELIMINARES.
Lo primero que necesitamos para estarcir es una plantilla de acetato blando. Las venden ya confeccionadas con distintos motivos adecuados para los lugares a decorar; una habitación, una cajita de madera, un azulejo, un marco de madera, un ar-cón, y un sin fin de cosas. En caso de tener un antojo, por elegir un motivo decorativo hecho por nosotros; se puede comprar un pliego de acetato blando en cualquier papelería técnica y con ayuda de un cutter y un rotulador imborrable, dibujar y cortar el dibujo seleccionado.

Una vez conseguida la plantilla, elegimos los colores adecuados para decorar la pared o el objeto. “Stencil” tiene un gran surtido en plantillas y pinturas de estarcir. También nos puede servir de gran utilidad la amplia gama de pinceles dedicados a este uso.
Otro punto ha tener en cuenta es el uso específico de un pincel de estarcir, caracterizados por ser redondos y tener las cerdas cortadas a la misma altura. En caso de que se carezca de pincel, puede utilizarse, en la mayoría de los casos un trozo de esponja que tenga ojos, de forma que puede emplearse la misma técnica del estarcido. El resultado es ligeramente distinto, incluso más artístico con el uso de la esponja; porque al tener ojos, queda desigual y proporciona un acabado bastante original.
Si no tenemos ninguno de los dos materiales, entonces podemos fabricarnos nuestro pincel de estarcir. Para ello necesitamos un pincel de cerda normal únicamente que sea redondo. Aunque termine en punta nos servirá pues lo vamos a transformar en un pincel de estarcido. Necesitamos para ello unas tijeras que corten muy bien. Con los dedos presionamos las cerdas del pincel, de forma que queden aplastadas y con las tijeras damos un corte recto a las cerdas. Al retirar los dedos, las cerdas están cortadas a la misma altura. Ya tenemos nuestra arma de trabajo.

1. Para comenzar con la técnica de estarcido podemos adquirir en el mercado plantillas ya confeccionadas de los más diferentes motivos.
2. Podemos crear nuestras propias plantillas a partir de dibujar en un acetato transparente los motivos de nuestro gusto.
3. Con una cuchilla cortaremos por la línea marcada y tendremos lista para su uso una plantilla exclusiva.
4. El pincel de estarcir se caracteriza por tener sus cerdas dispuestas cilindricamente y estar cortadas todas a la misma altura. Dependiendo de la superficie a cubrir, emplearemos desde el más fino al más grueso.
5. Para fabricar un pincel de estarcido bastará con coger uno redondo y presionar sus cerdas hasta alinearlas, luego con unas tijeras daremos un corte recto y nos quedarán todas a la misma altura.
6. La técnica del estarcido consiste en ir tamponando la superficie hueca de la plantilla totalmente vertical a ésta. Mojaremos la punta del pincel en la pintura, eliminando el sobrante en un trozo de tela o papel absorbente.
7. Nunca desplace el pincel a lo largo de la plantilla con ello sólo conseguiríamos que la pintura se colase por debajo de la plantilla y el efecto conseguido desde luego no sería estarcido.
8. Para dar sensación de relieve empezaremos por el centro del dibujo hacia el exterior. Si vamos ha emplear varias tonalidades en un mismo dibujo dejaremos secar cada capa antes de proceder con la siguiente.
9. Se puede utilizar cualquier tipo de pintura para el estarcido: acrílicas, plas-tificadas, barnices con tinte, ceras e incluso pinturas especiales para tela.
10. Una variante del empleo del pincel es la esponja. Empleando la misma técnica de ir tamponado, se puede emplear todo tipo de esponjas consiguiendo resultados realmente espectaculares y originales, en función del poro que ésta tenga.
11. Ejemplo de estarcido sobre pintura plástica o laminados. En este caso se recomienda el empleo de pinturas también plásticas.
12. El estarcido sobre superficies de madera admite tanto pinturas plásticas como acrílicas y se pueden recubrir éstas con el mismo barniz que proteja la madera.
13. Cuando se trata de estarcir sobre papel la cosa se nos complica un poco aunque no es imposible. No todos los papeles admiten esta técnica y por lo general aquellos que lo admitirían tienden a ahuecarse.
14. Pared sobre la que se ha simulado una celosía cubierta de enredadera. Un efecto realmente agradable para terrazas y paredes de salón generalmente “muertas”.
15. Sobre paredes inclinadas como el de las buhardillas, el estarcido puede producir efectos tan sorprendentes como el que se aprecia en la fotografía, donde se le da un toque magnífico decorativo a la ventana.
16. Otro ejemplo más de la decoración de una habitación. Los colores elegidos conjuntan perfectamente con los de su entorno.
17. El estarcido sobre tela también es posible y se demuestra en esta fotografía donde los cojines se han decorado con motivos y tonos adecuados a su entorno.
18. Donde esta técnica adquiere un carácter especial es en el cuarto de los niños, para los que podemos crear espacios muy atractivos.
19. Abanico de posibilida des y sugerencias para dar a nuestras paredes un carácter total mente personal acorde con nuestros gustos.
20. Dentro del capítulo de las novedades, en el mundo del estarcido está este original dibujo sobre el parquet. Naturalmente ha de hacerse antes del barnizado general.
21. Kit de estarcido compuesto por plantilla, estuche de pinturas y pincel, más fotografías de la aplicación.
22. Una novedad en la aplicación del estarcido son los juegos de pin turas en barras cuya forma de aplicación es la misma que con pinturas convencionales como se anrecia en la secuencia.
23. En tiendas de manualidades y librerías especializadas hay disponible bibliografía con imágenes de la aplicación práctica de esta técnica. Generalmente provienen de países del norte de Europa donde esta técnica está muy extendida.
24. Como se puede apreciar, la variedad de plantillas es tan amplia que hoy en día existen más de 1.000 ejemplos diferentes, de los más variados temas.
Desde los temas florales hasta los de animales. Letras y números de varios tamaños y estilos. Temas monográficos como el Western, la Navidad, el océano, el circo, el universo, las frutas,… En definitiva un montón de sugerencias con la que sin duda nuestra casa tendrá un aspecto totalmente personalizado.

Hacer candelabro version eléctrica

VERSION ELÉCTRICA.

Una variante de nuestro candelabro con velas naturales, sería esta segunda versión en la que se sustituyen estas últimas por lámparas eléctricas que imitan perfectamente la fue-tuación de Ta llama en una vela real.
Todo el proceso es exactamente el mismso salvo por dos detalles a tener en cuenta a la hora de electrificar el candelabro. Por otra parte se puede de|ar previsto desde un principio para tener la posibilidad de tener las dos versiones en una, sin que se note la transformación.

Para la versión eléctrica la base, por su parte inferior, tiene fresados unos surcos por donde irán los cables. Dichos surcos se unen en un circulo central de aproximadamente 50 mm de diámetro y 20 mm de profundidad.

En esta parte del montaje hay que tener un especial cuidado para no confundir la conexión del cableado pues podría dar lugar a cortocircuitos ¡necesarios. La mejor forma de identificar los mismos es empleando cable polarizado, que es aquel que en uno de sus dos conductores va indicado mediante una serigrafía impresa en el plástico, o mediante un saliente del mismo. Conexionaremos entre sí todos ellos mediante una cierna.

Imitando a las velas reales, existen en el mercado bombillas en cuyo.

interior en vez de filamento, llevan unas chapitas en forma de llama. Éstas permanecen separadas entre sí, dejando que sea el gas que contiene la ampolla de cristal, el que se haga incandescente al paso de la electricidad, produciendo una fluctuación muy similar a una llama real. Como complemento el casquillo y un soporte que recubre a éste, imitando la vela, incluidos los goterones de cera.

Una vez colocados todos los cables en sus respectivos surcos, se colocará cinta adhesiva cubriendo los mismos. De esta manera evitamos que estorben mientras deslizamos la lámpara. En esta base además se le deben colocar unos soportes antideslizantes adhesivos.

El mismo agujero que nos servía de soporte a la vela real, nos servirá para el soporte del casquillo. A través de él conectaremos los cables de alimentación. En este caso la polaridad es indiferente.

Los cubre casquillos no llevan nin-gún tipo de fijación, simplemente van colocados como apreciamos en la fotografía. Por último no nos queda más que colocar cada bombilla y comprobar su correcto funcionamiento.

Aunque en la fotografía no se aprecie el parpadeo, se puede deducir éste por el diferente lugar que ocupa la parte incandescente en cada una de ellas, que irá oscilando de una forma totalmente irregular, quedando imitado con verisimilitud el arder de una llama.

Como hacer un candelabro

Cuidado con lo que tira.

En el artículos anteriores, le sugerimos la idea de hacer un acuario con un viejo televisor. En este caso le sugerimos otro práctico y decorativo elemento para embellecer su hogar con originalidad utilizando restos de madera y retales de tubo de cobre. No olvide que de su imaginación pueden surgir ideas muy interesantes, aprovechando materiales de deshecho, por lo tanto ¡cuidado con lo que tira!.

La iluminación de antes.
Candelabro al gusto de ahora.

Con los materiales mas inverosímiles podemos conseguir resultados tan sorprendentes como este. ¿Quién si no, iba a pensar, que de unos simples tubos de fontanería podía surgir un candelabro majestuoso para decorar un rincón aburrido de nuestro hogar?

Los materiales, restos de madera y tubo de cobre, dan un combinado sorprendente y original. La base de este candelabro consiste en un hexágono al que taladramos tres agujeros en los que se apoya toda la estructura. Para la estabilidad de toda la figura, acoplamos dos pequeños hexágonos, que están a su vez taladrados para dar paso al cobre. Estas pequeñas bases podrán ser luego motivo de estanterías si así lo deseamos. En la cúspide de la construcción, nos encontramos con las palmatorias, que para no romper con el diseño en conjunto, sus bases son también en hexágono. El tubo de cobre se expande ma-jestuosamente para abrir más brazos y aportar a este candelabro más soportes para velas, o tal vez, como veremos más adelante, bombillas en forma de estas últimas.
Los restos de madera podemos recortarlos con una simple sierra de calado. Hay que tener en cuenta que la forma geométrica de dichas piezas puede ser de nuestro gusto personal, así podrán ser redondas, triangulares, cuadradas,… no hay límite. En la lista de materiales y dibujos podrá encontrar las medidas para seguir el paso a paso, pero todo siempre puede ser modificado, adaptándolo a nuestras necesidades.
El cobre no es difícil de encontrar, ni tan siquiera de trabajar, bastará un simple doblatubos para darle la forma. El acabado de tan majestuoso candelabro es sencillamente varias capas de barniz para la madera, y para el tubo de cobre un pulido para dejarle al tacto suave y limpio. Otra opción sería pintar estas piezas, bien la madera o el cobre, bien ambas en distintos tonos; sorprenda en su casa de lo que realmente puede llegar hacer. ¡Animo!

Pasos:
La pieza B tiene la mism forma que la A con las d ferencias de cotas que s indican en rojo. El espesor de la pieza , es de 40 mm, el de la pieza B de 20 mm y el de la pieza C de 20 mm.

1. Para la base necesitaremos trozos de madera de 40 x 40 centímetros, en la que dibujaremos el diseño escogido. Este puede ser un triángulo, un cuadrado, un círculo o como en nuestro caso un hexágono, sin descartar cualquier figura geométrica que se nos ocurra.
Hemos trazado el círculo con el compás y ahora con la regla de ángulos trazaremos los radios que nos darán los lados del polígono.
2. El taco de madera es listón preencolado con un grosor de 4 cm. Para darle un aspecto mas estético a nuestro pentágono ba se, le vamos ha quitar de todo su perímetro -en la cara inferíor una tira de un centímetro como se aprecia en la fotografía.
3. Otra solución para darle aspecto de escalón a la base; sería pegar a un taco de madera de 3 cm de espesor, otro cm, y conseguiríamos el mismo efecto si no disponemos de una sierra circular.
4. Los dos soportes interme dios han de tener la misma gura geométrica que la base. En ellos han de ir taladrados los agujeros por donde introduciremos el tubo de cobre. Conviene que este taladro sea lo más ajustado posible con el fin de que se sujete por sí mismo en el lugar al que va destinado, en el centro de la columna, aunque de todas formas para fijarlo completamente bastará con un poco de cola.
5. Unos hexágonos más pequeños serán a su vez la base de las velas. Si trazamos las diagonales conseguiremos sacar el canto exacto para el taladro por donde se introducirá el tubo de cobre y quedar de esta forma sujeto a la columna. Igual que anteriormente conviene que el agujero sea lo más ajustado posible al tubo.
6. Dejamos los hexágonos por un momento y cambiamos de figura para hacer un círculo que será en el que introduciremos la vela. Para cortar este círculo se empleará una sierra de corona. Como todas las velas tienen diferente grosor nosotros nos apañaremos con un calado de 20 mm y ajustaremos la vela que siempre será más sencillo.
7. Nos dedicamos a continuación a cortar el tubo de cobre para el que bastará con una simple sierra de arco. Por el contrario existe una herramienta específica para este menester, que deja cortes limpios con un mínimo esfuerzo.
8. Para los brazos del candelabro necesitaremos un dobla-tubos, ya que de otra manera resultaría laborioso hacer este doblez, aunque no imposible. Por ejemplo si llenamos el tubo de tierra y nos ayudamos de uno más grueso para hacer palanca, se termina dando forma al tubo. La ventaja de esta herramienta es que conseguiremos curvas completamente exactas.
9. Un taladro de columna nos será muy útil para calar el tubo de una manera uniforme. La broca a emplear ha de ser de metal, sin embargo conseguiremos mejores resultados si ésta tiene un recubrimiento de titanio.
10. El brazo del candelabro se soldará mediante un soplete en la forma tradicional. No conviene que sobresalga estaño en exceso pues más farde nos lo tendremos que retirar para que no quede antiestético y lo haremos cuidadosamente para no rayar el cobre.
11 y 12. Para conseguir que el cobre brille y tenga un aspeto atractivo, frotaremos torio él con un estropajo de aluminio de doble 00, y a continuación con otro de triple 000. Este último nos dará un acabado realmente espectacular.
13. El detalle que se aprecia en la fotografía, consiste en colocar un tapón en el extremo interior del brazo. El hecho de que esta pieza no se suelde tiene como motivo acceder al interior del tubo por si en un futuro queremos transformar el candelabro de velas naturales, por otras eléctricas.

Colgadores plásticos

DOS POSIBILIDADES EN UNA.

SAINT/GENIS, pone a nuestra disposición dos atractivos modelos de colgadores fabricados en plástico de alta calidad (ABS), con la posibilidad de ser colocados con tornillos o adhesivo.

Puntas STANLEY

PARA UNA MEJOR ELECCIÓN.

Las puntas STANLEY están disponibles en los tipos más comunes: Planas, Philips, Pozidriv, Hexágono interior y Torx.
Se presentan en 5 estuches diferentes, conteniendo las medidas y tipos más comunes. Todos los envases tienen un código de color para facilitar la identificación de los diferentes tipos de puntas y ayudarle a realizar la mejor elección.

¿Es posible hacer un anclaje sin mortero?

Por su gran resistencia, es el producto específico para este tipo de operaciones, y se puede encontrar en envases de reducido tamaño, por lo que no es necesario buscarle sustitutos cuando se trata de realizar pequeñas aplicaciones.
Fischer, mortero de inyección FIS VS100P. Precio: 20€/100 mililitros aprox.

Aire acondicionado LG Art Cool

LG Art Cool Clase A Inverter C12AWM.
Potencia refrigeración: 3.024 fg/h. Potencia calor: 3.402 kcal/h. Filtro: NEO-Plasma y antibacterias. Clase energética: A. Nivel sonoro ud. interior: 28 dB.
VENTAJAS ADICIONALES: Sistema de 5 velocidades, función automática, mando a distancia compacto, sistema deshumidificador, modo autolimpieza de la unidad interior, unidad exterior con protección Oro, autoarranque, programación 24 horas on/off, sistema con 3 salidas de aire. Se pueden adquirir paneles adicionales en color, como el de la fotografía (tono Cereza).
PRECIO: 949 €.