Archivo de la categoría ‘confección de cortinas’

Modelos de cortinas para living

Las cortinas funcionales.
Aunque muchas cortinas sirven principalmente para guarnecer las ventanas, se pueden emplear para muchos otros fines utilitarios o decorativos.
Así, en el caso de un gran salón con un rehundido importante en una de sus paredes, unas cortinas retenidas por alzapaños ayudarán a definir un rincón para comer lleno de intimidad, como el que se ilustra a la derecha.
Si las cortinas se cierran, permitirán igualmente conservar el calor durante los días fríos de invierno, lográndose una gran economía de calefacción.
Las cortinas pueden servir asimismo para disimular un guardarropa, papel importante cuando se tiene que amueblar un interior con un presupuesto algo restringido. En el dormitorio que se ve al pie de la página de la derecha, se han dispuesto tres anchos de unos transparentes de ganchillo que se pueden correr para entrar en el guardarropa.
Unas cortinas en armonía con el resto de las telas de tapicería de una habitación garantizan un resultado interesante. El dormitorio de aquí abajo ofrece un aspecto muy logrado gracias al empleo de cortinas y cobertores hechos a base de “patchwork”. Y aunque la ventana sea muy pequeña, el estilo de las cortinas le confiere mucha vivacidad, gracias al efecto decorativo de la barra y de las anillas de madera.

Cortinas forradas

También en este caso hay que evitar los tejidos compactos o muy aprestados. Se intentará lograr el arrugado en un plisado regular de las caídas laterales.
No hay que olvidarse de pasar el aspirador de manera regular sobre las cortinas, tanto en las partes lisas como dentro de los pliegues, ya que el polvo y la suciedad tienen tendencia a acumularse alrededor de las ventanas.
Las cortinas forradas no solamente caerán con más gracia sino que durarán mucho más tiempo. El tejido más modesto adquirirá con el forrado un aspecto opulento y llenará mucho más, como si se tratase de unas cortinas de tela de gran calidad.

Confeccion de cortinas romanas

Confeccion clásica Romana.
Materiales:
Los citados en el modelo básico y: Cinta de remate.
Cordón de cortina.
Arandelas de plástico de 6 mm de diámetro.
Ganchos redondos Borla.
Gancho decorativo de pared.
Así se hace:
1. Corta y cose la cortina   según las explicaciones anteriores, pero no la cuelgues.
2. A una distancia de 23 cmdel borde superior cose por el revés una tira de cinta de remate. A los 21 cm siguientes (en sentido descendente) coses otra y así sucesivamente hasta completar la cortina.
3. Corta las varillas de plástico a la medida del ancho de la cortina y las introduces dentro de la cinta de remate.
4. Cose en las cintas de remate las arandelas de plástico a 2,5 cm de los lados. Si la cortina que estás confeccionando es muy ancha deberás colocar arandelas cada 30 cm. Corta el cordón a una medida una vez y media la suma de la altura por el ancho de la cortina. Anuda el cordón a la base, luego lo vas pasando por dentro de las arandelas hasta la parte superior.
5. Fija la cortina a la madera y clava dos ganchos a la misma distancia que las arandelas. Lleva las cuerdas a un lado de la cortina haciéndolas pasar por los ganchos.Anuda el final de los cordones juntos y ponles un remate. Para mantener la cortina abierta deberás clavar en la pared un gancho y, si no te gusta esta solución, puedes comprar en una buena ferretería un sistema apropiado para este tipo de cortinas. No es muy costoso y resulta sencillo de colocar. Cose la borla en el centro.

Confeccion cortinas romanas

Confeccion cortinas romanas provenzal.
Materiales:
Todo el especificado para el anterior modelo , menos la tira de la base. Adicional: 4 tiras de tejido liso o cintas de algodón de 12 cm de ancho por el largo de la ventana, más 3 cm Así se hace.
1 y 2. Sigue las instrucciones del modelo anterior para cortar y coser tanto el tejido como el forro.
3. Cose las tiras de algodón a la parte superior de la cortina y a ambos lados, a 25 cm de los bordes.
4. Sigue con las indicaciones del modelo tipo. Luego dobla con las manos la cortina hasta la altura deseada. Puedes necesitar que alguien te aguante la cortina mientras tú haces los lazos.

Confeccion de cortinas de tela

Confeccion de cortinas modelo básico.
Materiales:
• Tejido y forro si es necesario.
• Hilo al tono.
• Una tira de velero del ancho de la cortina.
• Una pieza de madera conglomerada de 5 cm cuadrados, de igual longitud que el ancho de la cortina.
• Una pieza de madera, metal ó plástico de 2,5 cm por el ancho de la cortina. Colocada en la parte inferior sirve para. que la cortina tenga cuerpo.
Corte del tejido:
Mide el largo y ancho de la ventana. Corta un rectángulo de tela. La medida ancha será el ancho del hueco de la ventana más 2 cm. El alto será el del hueco de la ventana más 4 cm. El forro tiene las mismas medidas.
Así se hace:
1. Encara los dos derechos del   tejido y del forro. Cóselos dejando un dobladillo de 1,5 cm por los lados y la base. Dale la vuelta y plánchalo.
2. A 1,5 cm del borde superior dobla la cortina hacia la parte posterior y plánchala. Cose en este trozo una parte del velero.
3. Haz un pespunte a máquina a tres cm de la base. Descose las costuras laterales de estos tres cm para dejar pasar la varilla de madera, plástico o metal.
4. Pinta el taco de madera del mismo color que el marco de la ventana y clava la otra parte del velero en su parte superior. Atorníllalo a la parte superior del hueco dejando libres unos 5cm. Asegúrate de que el velero esté en la parte frontal. Coloca la cortina y termina de atornillar.