Archivo de la categoría ‘Cortinas modernas’

Cortinas modernas para dormitorio

También se puede aprovechar el tejido de las cortinas para lograr caídas laterales. El estilo del drapeado algo sofisticado utilizado en la página opuesta (a Ja izquierda) da una nota elegante en esta decoración clásica y reviste completamente el vano de la puerta-ventana. Casi todos los tejidos se prestarán a practicar este estilo, pero hay que evitar los rígidos, pues dificultarán la confección de arrugas y plisados.
En el estilo clásico se encuentran también las esquineras plisadas; éstas pueden destacarse con galones y borlas, como ocurre en el dormitorio que se representa en la fotografía.

Cortinas a medida

Cortinas, visillos y transparentes.
Las cortinas suavizan la severidad de los marcos de ventanas y constituyen por sí mismas un elemento decorativo. Las telas actuales ofrecen una gama inmensa, tanto para una decoración moderna como para una ambientación clásica.

La elegancia de los cortinajes.
Las cortinas, cualquiera que sea su color o estilo, pueden variar considerablemente el aspecto de una pieza. Durante el verano, unas cortinas ligeras o unos transparentes suscitarán una atmósfera fresca y agradable, en tanto que unos cortinajes espesos proporcionarán una nota cálida y confortable que atenuará el rigor invernal.
Del mismo modo que se puede elegir entre decenas de tejidos diferentes, existen también muchos modos de elaborar y colgar unas cortinas, que pueden ir desde el simple cordón pasado por un vivo hasta los suntuosos cortinajes plisa dos o con drapeados ostentosos realza dos con frisos y laterales armonizados con ellos. El estilo a adoptar dependerá especialmente del emplazamiento y de si se desea revalorizar el lugar en cuestión o bien disimularlo por encontrarse desproporcionado en relación con el resto de la estancia.
Si se dispone de una ventana muy pequeña, perdida en medio de un gran lienzo de pared, se podrán lograr unas proporciones más armónicas colocando unas cortinas que rebasen los márgenes del marco o que revistan toda la pared.
La longitud de las cortinas es mucho más una cuestión de gusto personal, y lo mismo pueden bajar hasta descansar sobre el suelo como quedar algo más bajas que los antepechos de la ventana.
En el caso de transparentes, se pueden añadir unas caídas laterales que podrán recogerse o dejarse desplegadas para lograr mayor intimidad. Los transparentes pueden estar fijos visillos o bien correrse como si fuesen cortinas, dejando pasar completamente la luz del día, como ocurre con la puerta-ventana que aparece sobre estas líneas.
Los tejidos ligeros de algodón se prestan mucho a guarnecidos de ventanas. Retenidos por alzapaños de color contrastado producirán mayor efecto aun. Para crear el efecto sofisticado de la cortina que se representa al pie de la página se ha empleado un guipur de algodón. Este estilo puede convenir a una cocina, o, reemplazando el guipur por una tela de algodón de tonos cálidos, para crear un ambiente más rústico.
Las telas más pesadas, del tipo del brocado o del terciopelo, proporcionan calor y comodidad a una pieza de manera maravillosa. Están particularmente indicadas en habitaciones de estilo clásico y tradicional. Para conseguir un efecto más logrado se podrán bordar con una pasamanería adecuada o incorporar flecos u otro tipo de adorno.

Confeccion de cortinas romanas

Confeccion clásica Romana.
Materiales:
Los citados en el modelo básico y: Cinta de remate.
Cordón de cortina.
Arandelas de plástico de 6 mm de diámetro.
Ganchos redondos Borla.
Gancho decorativo de pared.
Así se hace:
1. Corta y cose la cortina   según las explicaciones anteriores, pero no la cuelgues.
2. A una distancia de 23 cmdel borde superior cose por el revés una tira de cinta de remate. A los 21 cm siguientes (en sentido descendente) coses otra y así sucesivamente hasta completar la cortina.
3. Corta las varillas de plástico a la medida del ancho de la cortina y las introduces dentro de la cinta de remate.
4. Cose en las cintas de remate las arandelas de plástico a 2,5 cm de los lados. Si la cortina que estás confeccionando es muy ancha deberás colocar arandelas cada 30 cm. Corta el cordón a una medida una vez y media la suma de la altura por el ancho de la cortina. Anuda el cordón a la base, luego lo vas pasando por dentro de las arandelas hasta la parte superior.
5. Fija la cortina a la madera y clava dos ganchos a la misma distancia que las arandelas. Lleva las cuerdas a un lado de la cortina haciéndolas pasar por los ganchos.Anuda el final de los cordones juntos y ponles un remate. Para mantener la cortina abierta deberás clavar en la pared un gancho y, si no te gusta esta solución, puedes comprar en una buena ferretería un sistema apropiado para este tipo de cortinas. No es muy costoso y resulta sencillo de colocar. Cose la borla en el centro.

Confeccion cortinas romanas

Confeccion cortinas romanas provenzal.
Materiales:
Todo el especificado para el anterior modelo , menos la tira de la base. Adicional: 4 tiras de tejido liso o cintas de algodón de 12 cm de ancho por el largo de la ventana, más 3 cm Así se hace.
1 y 2. Sigue las instrucciones del modelo anterior para cortar y coser tanto el tejido como el forro.
3. Cose las tiras de algodón a la parte superior de la cortina y a ambos lados, a 25 cm de los bordes.
4. Sigue con las indicaciones del modelo tipo. Luego dobla con las manos la cortina hasta la altura deseada. Puedes necesitar que alguien te aguante la cortina mientras tú haces los lazos.

Confeccion de cortinas de tela

Confeccion de cortinas modelo básico.
Materiales:
• Tejido y forro si es necesario.
• Hilo al tono.
• Una tira de velero del ancho de la cortina.
• Una pieza de madera conglomerada de 5 cm cuadrados, de igual longitud que el ancho de la cortina.
• Una pieza de madera, metal ó plástico de 2,5 cm por el ancho de la cortina. Colocada en la parte inferior sirve para. que la cortina tenga cuerpo.
Corte del tejido:
Mide el largo y ancho de la ventana. Corta un rectángulo de tela. La medida ancha será el ancho del hueco de la ventana más 2 cm. El alto será el del hueco de la ventana más 4 cm. El forro tiene las mismas medidas.
Así se hace:
1. Encara los dos derechos del   tejido y del forro. Cóselos dejando un dobladillo de 1,5 cm por los lados y la base. Dale la vuelta y plánchalo.
2. A 1,5 cm del borde superior dobla la cortina hacia la parte posterior y plánchala. Cose en este trozo una parte del velero.
3. Haz un pespunte a máquina a tres cm de la base. Descose las costuras laterales de estos tres cm para dejar pasar la varilla de madera, plástico o metal.
4. Pinta el taco de madera del mismo color que el marco de la ventana y clava la otra parte del velero en su parte superior. Atorníllalo a la parte superior del hueco dejando libres unos 5cm. Asegúrate de que el velero esté en la parte frontal. Coloca la cortina y termina de atornillar.

Modelos de cortinas para cocina

Perfecta para una cocina.
Uno de los modelos más fáciles de hacer. Una tela de Vichy de algodón dará un aire fresco y limpio a tu cocina.Dos cordones nos ayudan a subirla y bajarla.

Modelos de cortinas de tela

Inspiración Romana.
Esta cortina, de estilo clásico, admite usar tejidos estampados con motivos grandes. El sistema de plegado de la cortina lo puedes encontrar en establecimientos especializados.

Cortinas modernas para salon

Vestir ventanas.
Tamiza la luz de tu ventana. Te proponemos tres ideas para conseguirlo.
Provenzal.
Cualquier tejido con una cenefa nos servirá para realizar esta cortina. Dependiendo del tamaño de tu ventana, corta la ropa y luego aplica la cenefa a la medida conveniente. Cuatro cintas de algodón nos servirán para hacer los lazos.