Archivo de la categoría ‘Cursos de carpinteria’

Unión de madera con tornillos y clavos

Unión de la madera: clavos y tornillos.

Útiles apropiados:
• Uso del martillo.
• Consejos para clavar.
• Cómo se arranca un clavo.
• Perforación para un tirafondo.
• Técnicas de perforación.
• Fresado de alojamientos.
• Cómo se aprietan los tirafondos.
• Diferentes clases de clavos, puntas y tornillos.

Los clavos (o las puntas) y los tirafondos constituyen los dos modos más elementales de fijación en carpintería. Su eficacia depende casi únicamente del buen o mal uso que de ellos se hace.

Herramientas.
El martillo es la herramienta más conveniente utilizada para clavar. Existen dos tipos principales: el martillo de embalador, provisto de orejas, es decir, posee una separación en forma de V que sirve para arrancar los clavos y hacer palanca para levantar las tablas, y el martillo de carpintero; éste es más recomendable para trabajos delicados.
Para empezar pueden adquirirse dos martillos: uno con orejas, de unos 450 gr de peso, y otro de carpintero, de unos 300 gr. Más adelante se podrá añadir un martillito más ligero (alrededor de 100 gr) para clavar puntas muy finas.
Se necesitará un botador para hundir las cabezas de los clavos por debajo de la superficie de la madera. Sus dimensiones pueden variar en función de las medidas de los clavos, pero generalmente bastará un botador con una punta de unos 3 mm de diámetro. Con el botador se evitarán las huellas que suele producir el cotillo del martillo sobre la madera.

Se necesitará un instrumento capaz de agujerear para los trabajos de atornillado. La herramienta manual más elemental es la barrena. El berbiquí constituye un medio más perfeccionado pero resulta obvio que lo ideal es contar con una taladradora eléctrica; ésta podrá ser utilizada además como máquina universal acoplándole otros accesorios.
Las máquinas de perforar (berbiquí o máquina universal) deberán tener como complemento un juego de brocas helicoidales, con diferentes calibres. Se precisarán brocas y taladros especiales así como un berbiquí o una máquina universal potente para realizar taladros de gran tamaño. El punzón puede sustituir a la barrena o la taladradora en algunos casos, especialmente cuando se trabaja con maderas blandas y con tirafondos de calibre inferior a 3,5 mm.

Los destornilladores deben ser de buena calidad; conviene disponer de un juego de bocas de diferente tamaño y de un astil y mango de unos 30 cm. Con dos destornilladores, uno de 6 mm y otro de 8 mm de anchura de boca se podrán realizar probablemente la mayoría de los trabajos. Los tirafondos con inserción cruciforme en la cabeza (Philips o Posidrix) exigen el uso de destornilladores apropiados.
Existen además destornilladores con chicharra y con mecanismo multiplicador que facilitan el trabajo y el poder de atornillado. Son herramientas muy perfeccionadas, pero no indispensables.

Cómo escoger madera sana

Carpintería fácil.
Cepillar, afilar, cajear, colocar unas bisagras…
Te mostramos sencillos pero infalibles métodos para que te sea muy fácil hacer todos estos trabajos.
Cómo escoger madera:
• Al adquirir madera se debe tener en cuenta que las piezas no presenten desperfectos. Deben estar bien secas, pues muchos alabeos o agrietamientos provienen de la fase de secado, y hay que observar bien zonas oscurecidas, cantos o caras con deficiencias, etc. para desechar las que no estén en perfectas condiciones.
CANTOS IRREGULARES:
Las piezas pertenecen al extremo del tronco próximo a la madera en desarrollo, lo que le confiere menor calidad.
NUDOS:
Vivos o muertos. Es donde se encontraba el nacimiento de una rama. Si está muerto, se desprenderá. Si está vivo, suelta resina e impide que actúe el pegamento o el barniz en esa zona. Lo mejor es, si ves que el nudo está agrietado, rebanarlo para quitarlo y colocar en su lugar una pieza redonda de madera para rellenar el hueco.
CORAZÓN DESCENTRADO:
Se da en árboles que han crecido en pendientes acusadas, o en lugares con mucho viento.
DESOLLADURAS:
Si el desollado no es muy profundo, es susceptible de arreglarse aunque quede posteriormente la cicatriz.
HENDIDURAS DE COPA:
El secado interior de la madera se ha producido mucho más rápido que en el exterior. Para utilizarla, deberás prescindir de la parte que ha sido afectada.
GRIETAS EN LAS CABECERAS:
Se suele dar cuando se   ha secado la madera en un proceso demasiado rápido.
ALABEOS:
Son tablones que no están planos, sino retorcidos. Se han alabeado en direcciones distintas y son inservibles.

Pasos para hacer una caja

LISTA DE MATERIALES.
1 base de madera blanca de 400 x 170 x 20 mm.
2 extremos de madera blanca de 170 x 170 x 20 mm.
2 laterales de madera blanca de 440 x 120 x 20 mm 2 listones de madera blanca de 200 x 20 x 20 mm.
1 listón de madera blanca de 440 x 20 x 20 mm Tornillos de latón de cabeza avellanada de 30 x 3 mm.
2 tornillos de acero de 50 x 4 mm Cola blanca.
1. Con el serrucho normal se cortan en las paredes de los extremos los achaflanados. Los triángulos servirán de retuerzo para el asa.
2. Con una barrena o una broca de 2,5 mm se realizan los agujeros previos para recibir los tomillos que fijan las paredes y laterales a la base; para el asa emplear una broca de 3,5 mm.
3. Los exiremos se montan sobre la base. Una pincelada de cola a lo largo del borde sirve de refuerzo a la unión.
4. Los soportes verticales para el asa se atornillan sobre las paredes de los extremos, empleando para ello un trozo de listón de sección cuadrada de 20 cm de lado.
5. Cuando se ha fijado el asa con sus tornillos a los montantes verticales, se fijan los triángulos de refuerzo, con ayuda de cola vinilica y pequeños tornillos.
6. Todo el conjunto se aprieta mediante gatos pequeños y se deja que la cola endurezca durante 24 horas. El trabajo se acaba con un pulido esmerado.

Como hacer una caja casera

Montar el asa.
■ El asa está formada por un listón de sección cuadrada de 20 mm de lado que se habrá cortado en tres piezas cuya longitud es, respectivamente, 200 mm, 200 mm y 440 mm.
■ Encolar y atornillar las dos piezas más cortas al centro y al exterior de las dos paredes de los extremos, a una altura de 85 mm de la base, con dos o Ires tornillos para cada una.
■ Hay que controlar muy bien, mientras se realiza el montaje, la verticalidad de estos elementos. A continuación se coloca el listón intermedio de 440 mm de largo entre ambos soportes de los extremos y se fija con tornillos de acero de 50 x 4 mm.
■ Para conseguir una mayor solidez de todo el conjunto se  utilizarán los dos triángulos previamente corlados al achaflanar los exiremos y se fijan con cola y tornillos a manera de tornapuntas en los extremos internos del asa.
■ Para mantener apretados los triángulos mientras la cola endurece, emplear dos gatos pequeños. Si no se consigue un buen apretado se puede utilizar un par de gomas robustas.
■ Cuando la cola ha endurecido (esperar un día entero), se puede proceder a los trabajos de acabado y pulido, así como al barnizado. Emplear un producto celulósico para tapar las eventuales grielas e imperfecciones.
■ El tratamiento superficial final se puede llevar a cabo simplemente con una mano de preparación y, a continuación, dos manos de barniz transparente de base poliuretánica. Si lo prefiere se puede pintar con un color alegre e inscribir su nombre.

Como hacer cajas de madera

UNA CAJA PARA TRABAJAR.
Capaz y práctica, permite tener al alcance de la mano diversas herramientas y utensilios para trabajar cómodamente sin interrupciones.
La caja para herramientas resulta muy útil para transportar todo lo que se necesita a la hora de realizar un trabajo en un lugar alejado de donde se tiene el taller o de donde se guardan habitual mente las herramientas.
El material necesario
■ La cajita es de madera de abeto o de tlandes de calidad mediana.
■ Las tablas que constituyen el tondo, las paredes y los dados tienen un grosor de 20 mm para proporcionar a la caja una buena robustez. El asa está formada por un listón de sección cuadrada de 20 mm de lado.
■ Toda la madera conviene adquirirla ya cepillada, pero si se es un poco hábil y se dispone de herramientas, uno mismo la puede aserrar y pulir. En este último caso, y para respetar las medidas indicadas, es conveniente adquirir tablas cuyo grosor sea ligeramente superior a los 20 mm previstos, para tener en cuenta las pérdidas que ocasionará el cepillado.
■ Para el ensamblado se utilizarán tornillos de latón de 30 x 3 mm, de cabeza avellanada. Para el encolado se emplea cola blanca.
Ensamblado:
■ La primera operación que hay que realizar es el recorte oblicuo de los dos lados cortos de los exiremos.
■ Trazar en los dos ángulos de cada una de dichas paredes.
■ Hay que realizar estos agujeros vigilando que la barrena no se desvie. Igualmente, comprobar que las paredes han quedado atornilladas perpendicularmenle.
■ Los laterales se encolan y atornillan lanío a la base como a las paredes de los exiremos. Al ser de 120 mm de altura, se hallarán a la misma altura que la parte no achaflanda.

Como hacer una lampara de mesa

La parte eléctrica:
1. Se pinta de color rojo las zonas que han quedado al descubierto. Cuando la pintura ha secado, se arrancan las tiras adhesivas.
2. Se introduce el vastago roscado en  el agujero practicado previamente en la tapa del cubo y se retiene mediante dos tuercas a uno y otro lado del panel.
3. El cable bipolar se hace pasar por el interior del vastago roscado, dejando que destaque un trozo para las conexiones.
4. En el vastago se monta la platina perfilada destinada a retener el globo de vidrio, que quedará sujeta por el portalámparas al atornillarlo al vastago roscado.
5. Se enrosca la base del portalámparas en el vastago y, después de desnudar los extremos del cable bipolar, se realiza el montaje del portalámparas.
6. El panel superior, convenientemente provisto del globo, se une a la parte inferior del cubo por medio de encolado, cuidando que combinen las estrías de color rojo.
7. Se separan los conductores y se corta uno de ellos. Cada uno de sus extremos se pela y se conecta en los bornes del interruptor.
8. En cada ángulo del panel inferior se aplican cuatro fieltros autoadhesivos cuyo objetivo es evitar que se raye la superficie de la mesa.

Pasos para hacer una lampara

El montaje.
1. Antes de proceder al ensamblado del cubo, se practica un agujero cerca de un ángulo en uno de los trozos de madera para que pueda pasar el cable eléctrico.
2. El ensamblado se puede realizar por simple encolado o por encolado y clavado. (En este último caso quizá se podrá prescindir del apretado con cárceles.)
3. Un buen sistema de apretado de los elementos ensamblados puede consistir en una vuelta de cordel que se tensa haciendo torniquete con una varilla.
4. El londo del cubo se lija a los lados del cubo mediante tirafondos de latón. No se encola para poder acceder, si conviene, al interior.
5. Con un material tapaporos se masillan las superficies, cuidando especialmente de tapar las rendijas de unión entre los lados. Extender regularmente con una espátula.
6. En el centro del tablero usado como tapa del cubo se realiza un agujero de diámetro igual al del vastago roscado que soporta el portalámparas.
7. La parte exterior del cubo se pinta de color amarillo. Esta operación puede efectuarse manualmente, con ayuda de una pistola o spray.
8. Para pintar las rayas rojas, se aplica sobre las superficies amarillas una tira adhesiva, como la empleada para el pintado de carrocerías.

Hacer lamparas artesanales

El interruptor.
■ Conviene situarlo a unos 40 cm del cubo.
■ Se monta separando los dos conductores del cable bipolar y cortando uno de ellos. Cada uno de los extremos se retiene en los correspondientes bornes del accesorio, en tanto que el otro conductor no cortado se pasa simplemente por el canal existente en el interruptor.
■ El último trabajo consiste en cerrar la parte inferior del cubo con el cuadrado de madera o tablero, utilizando para ello cuatro tirafondos de latón situados en los ángulos.

Hacer una lampara casera

Hacer una lampara casera

Tapa y globo.
■ El vastago roscado, así como el accesorio para retención del globo y el mismo globo, se pueden adquirir en una tienda para material eléctrico. El vastago se fija en el agujero practicado anteriormente mediante dos tuercas. En la parte que sobresale del vastago se enrosca el portalámparas. Gracias también a este vastago se logrará retener el globo aplicando un accesorio adecuado, igual o parecido al de la figura.
■ A tal objeto se deja que el vastago asome unos 4 cm para poder inserir la platina perforada y perfilada que aguanta el portalámparas y retiene el globo, Pero antes de llevar a cabo esta operación conviene hacer pasar el cable por dentro del vastago roscado y conectar sus extremos, convenientemente desnudados, a los bornes del portalámparas y proceder a su montaje.
■ Una vez montado el portalámparas se rosca la bombilla.
■ Se coloca el globo de modo que quede retenido por las patas de la platina perforada, se apoya sobre la tapa y se mantiene fijo apretando la tuerca que retiene por debajo el vastago roscado.
■ Ahora solamente falta pasar el cable por el agujero hecho en uno de los lados del cubo y fijar a éste la tapa, atornillándola o encolándola.

Cómo hacer una lampara

Lista de materiales:
4 trozos de tabla de abeto de 22 x 17,5 x 2 cm.
2 trozos de tablero (aglomerado o contrachapeado) de 24 x 24 x 1,5 cm.
1 trozo de vastago roscado de latón.
1 portalámparas corriente.
1 globo de vidrio opal de 22 cm.
1 accesorio platina para globo.
Cable bipolar (de 1,5 m de largo, aprox.)
1 interruptor intermedio. Aparejo celulósico, pintura sintética amarilla y roja.
4 tirafondos de latón de 3 x 30 mm.
La construcción.
Las piezas que constituyen el cubo pueden comprarse a medida o aserralas, a partir de una tabla, con la ayuda de un serrucho manual o una sierra mecánica.
■ En el caso de emplear madera maciza se podrá utilizar pino corriente, sin preocuparse mucho de su calidad, puesto que luego se pinta y quedan ocultos los nudos u otros defectos.
■ El ensamblado de las paredes laterales se realiza por simple clavado y encolado (basta utilizar cola blanca).
En una de las caras se habrá realizado previamente un agujero de unos 8 mm para pasar el cable de conexión eléctrico.
■ Una vez hecho el encolado es conveniente recurrir a la apretadura de las piezas del cubo durante unas 24 horas para que la cola seque y endurezca.
■ Como trabajo preliminar a la pintura propiamente dicha conviene aparejar la superficie de la madera con una masilla nitrocelulósica para madera, que se aplicará con una espátula cuidando de taponar bien las rendijas de unión y los eventuales defectos superficiales de la madera.
■ Cuando el aparejo esté perfectamente seco y duro se lijan las caras con un papel de lija colocado alrededor de un taco o bien mediante una lijadora orbital. Hacer una primera pasada con lija basta y luego una final con lija de grano fino.
■ Se hace un agujero en el centro de la tapa del cubo con una broca de 10 mm para permitir el paso del vastago roscado que retiene el portalámparas. La tapa se deja montada provisionalmente para efectuar la pintura. Primero se le da una mano de pintura amarilla, que puede hacerse manualmente con un pincel o paletina o utilizando una pistola de proyección.
■ Una vez haya secado bien la pintura amarilla, se pintan las rayas diagonales rojas, poniendo mucha atención en la operación.
■ Para obtener unos bordes bien definidos, se aplicarán tiras adhesivas (como las usadas para pintar carrocerías) de manera que solamente quede al descubierto la zona que hay que recubrir de rojo.
■ Conviene marcar con un lápiz los bordes de las rayas y luego aplicar la cinta adhesiva con mucho cuidado, de manera que queden bien definidos los bordes. Hecho el enmascarado completo, se pintan a mano o, mejor, con pistola o spray, las zonas que han quedado libres.