Archivo de la categoría ‘Decoracion con stencil’

Ideas para pintar habitacion con stencil

A la caza del lazo.
Con un lazo se pueden crear diferentes motivos. Si los colocamos uno al lado del otro podemos pintar una cenefa. Si le damos la vuelta el resultado será completamente distinto. Un lazo se puede utilizar para decorar muebles, ventanas, puertas e incluso podemos pintarlo bordeando un suelo de madera.
• Se pueden crear efectos distintos alternando la técnica de pintura. Aplica con la esponja dos colores, uno encima del otro. Da una primera capa de amarillo y encima otra de azul. O bien al revés para conseguir otra decoración.
• Para dar relieve al dibujo deben pintarse sombras. Se pinta primero una base de color azul oscuro, se mueve ligeramente la plantilla hacia arriba y se aplica un tono de azul más suave.
• Para conseguir un aspecto envejecido lija la superficie que hayas pintado. Cuanto más la lijes, más pintura saltará y el efecto de viejo será cada vez mayor.
¡Qué bellos lazos!
Felices sueños.
Los lazos y las cintas son perfectas para decorar un dormitorio.
Podemos pintar un gran lazo en la cabecera de la cama y usar las cintas para decorar la pared como un friso, para lo cual las hemos pintado de lado y en dos hileras. Cualquier rincón es válido para poner a prueba nuestra vena creativa. Un buen ejemplo es el dibujo que hemos pintado al lado de los candelabros de pared.

Como pintar una habitacion con stencil

¡Qué bellos lazos!
Materiales
• Tu plantilla de stencil
• Una esponja
• Pintura
• Papel adhesivo
• Lápiz, regla y una goma blanda
• Un bol para pintura o una paleta
• Papel de cocina
Cómo aplicar el stencil con la esponja
1. Mide el centro de la   parte superior de la lámina y haz una señal a lápiz en la pared.
2. Cubre con cinta adhesiva de pintor toda la superficie que no quieras pintar de tu plantilla de stencil, luego colócala en el lugar que vayas a pintar y sujétala con cinta adhesiva.
3. Pon la pintura en un bol y moja la esponja. Escúrrela y da unos golpes sobre un papel para que quede casi seca.
4. Aplica la pintura sobre la plantilla dando ligeros golpes. Trabaja de derecha a izquierda y asegúrate de que parte de la base de la pared se vea a través del stencil.
5. Cuando hayas terminado, saca la plantilla y, una vez la pintura esté seca, borra las marcas de lápiz.
6. Para hacer las cintas que unen los lazos, gira la plantilla hacia un lado, cubre con adhesivo la zona que no quieras pintar usa la parte de la lazada.
Si deseas ver más maneras de decorar las paredes de tu casa visita decoracion casas.

Decorando con stencil

En la pared…
De una revista antigua hemos recortado una serie de láminas de flores y las hemos enmarcado con una cenefa de papel.
Para que el corte de las láminas quede perfecto se usa un juego de escuadras para marcar las líneas, que luego se cortan con un cutter. Una vez las láminas están listas se disponen sobre la pared, y con la ayuda de Blue-Tack se colocan en diferentes posiciones hasta encontrar la que realmente te guste. Hecho esto, se alinean y se pegan a la pared con pasta blanca.
Para los marcos hemos usado cenefas de papel que hemos pintado a juego con la pared, en un tono más oscuro. Las hemos pegado por detrás de las láminas.
Para aplicar la pintura con la esponja, mójala y da pequeños golpes encima de la plantilla. Corta un trocho de esponja cada vez que la uses, así conseguirás un resultado perfecto.

Pinta a stencil

Lazos de stencily un toque personal.
Para decorar con elegancia y estilo un salón, comedor o pasillo pinta a stencil una colección de lazos que sujeten tus litografías preferidas. Deja volar tu imaginación yy con la plantilla que te regalamos, llena de lazos toda la casa.
Una esponja, una plantilla de stencil y pintura es todo lo que necesitas para crear gran variedad de detalles decorativos. Al usar la esponja para aplicar la pintura se consigue dar una textura suave, que combina con diseños etéreos, como los lazos que puedes hacer con la plantilla que te regalamos este mes. Si deseas un efecto llamativo, usa un color pálido sobre una base de tonos fuertes. El resultado será como si se hubiera pintado al revés. Para conseguir un acabado perfecto pinta los tazos a stencil encima de las láminas que habrás pegado directamente a la pared. Conecta cada una con trozos de cintas de stencil y lleva el dibujo a otros objetos como pueden ser muebles, mesas, tazas o sillas y así crearás una imagen homogénea.