Archivo de la categoría ‘Empapelar una pared’

Lindo papel de pared verde y blanco

Esta antigua buhardilla ha quedado transformada y ha adquirido personalidad gracias al papel de pared verde y blanco. El aspecto alegre y fresco proporciona a la pieza una sensación agradable de bienestar.

Papeles de pared, infinitas posibilidades para la decoración de los interiores

Arriba: Los papeles de pared ofrecen unas posibilidades infinitas para la decoración de los interiores. La armonía de los tonos de los muebles y de los objetos con el colorido del papel da un toque muy personal a este conjunto.

Despegar papel pintado

Despegar papel pintado.
• Si queremos pintar o volver a empapelar una pared revestida de papel, no nos quedará más remedio que retirarlo, ya que su superficie no es apta para ser cubierta con otros revestimientos y, además, el acabado quedaría mucho peor.
• Hay varios métodos para ablandar el papel y poder retirarlo con facilidad. Los más asequibles son los “remedios caseros”: humedecer la superficie con una mezcla de vinagre caliente y agua o cola de empapelar, pulverizando estos líquidos con ayuda de un atomizador. También puede utilizarse algún producto desencolador específico.
• Sin embargo, si la superficie a “pelar” es muy grande, merece la pena emplear una máquina especial que retira el papel, ablandándolo, con vapor. Puedes alquilarla durante un día o un fin de semana o comprarte una, ya que no son demasiado caras. Estas máquinas llevan un depósito de agua que se convierte en vapor, saliendo por una especie de “plancha”. La plancha se coloca durante 15 minutos sobre la zona a desencolar, y después se retira el papel con una espátula. En la imagen puedes ver el desprendedor de papel pintado de Bosch mod. PLT 1. Su precio recomendado es de 66,95 € +IVA.

Reparar empapelados para paredes

Colocar la nueva pieza para que apenas se note.
1. Un desgarrón deja siempre trozos de papel que dificultan la restauración. Empieza por limpiarlo cuidadosamente con el cúter, aunque para ello tengas que agrandarlo un poco.
2. Pon la pieza ya recortada en agua caliente entre 5 y 10 minutos. Separa con precaución la capa decorativa del fondo y déjala secar sobre un papel secante.
3. Cuando esté seca, aplica una fina capa de cola para cenefas con un pincel fino o un bastoncillo de algodón. Procura que no se rompa el papel, que es muy frágil.
4. Coloca la pieza sobre el desgarrón, sin arrugarla ni romperla. Alísala con cuidado con el dedo y quita el exceso de adhesivo con un bastoncillo o una esponja pequeña.
5. Es posible que el papel esté despegado en algunos lugares. Con una jeringa de plástico, inyecta el adhesivo bajo el papel pintado. Ajústalo bien y limpia con la esponja.
6. Según se vaya secando, el “parche” irá adquiriendo su color original. Si el papel es viejo, el contraste será más evidente, pero sólo un examen muy minucioso podrá descubrirlo.

Como empapelar una pared

Traspasa el contorno con lápiz.
1. Para hacerlo, necesitarás  un lápiz graso y papel vegetal. Coloca la hoja de papel sobre cada desgarrón y ve dibujando con precisión los contornos del rasguño. Utiliza la misma hoja para todas las partes deterioradas.
2. Da la vuelta al papel vegetal y colócalo sobre el reverso del papel. Marca los contornos trazados con lápiz, apretando bien para que se calquen las líneas y rebasando el contorno en 1 mm. Recorta con un cúter afilado.

Así se pega el recorte:
• Cuando la pieza esté seca, aplica en su reverso pegamento para cenefas. La cola estándar para papeles pintados es demasiado espesa y empaparía un papel tan fino. Utiliza un pequeño pincel plano, o, en su defecto, un bastoncillo de algodón. Después coloca la pieza sobre el arañazo con cuidado, ya que, debido a su extrema finura, la capa decorativa se rompe con facilidad. Alisa la superficie con el dedo o una pequeña esponja y quita delicadamente el exceso de cola con un bastoncillo nuevo. • Aprovecha la operación para volver a fijar las zonas despegadas: ampollas, ribetes, juntas, ángulos, etc. Con una jeringa médica (se venden en farmacias) inyecta la misma cola entre el papel y el soporte. No cargues demasiado las zonas y leparte bien el adhesivo en cada zona. Alisa y quita el exceso del pegamento con un bastoncillo.
Los trucos más prácticos:
Si vas a empapelar, acuérdate de dejar restos del papel empleado encima de un mueble, con el fin de que envejezcan de la misma manera que el resto del revestimiento.
A falta de recortes, puedes quitar un trozo de papel de la pared en algún lugar que no sea demasiado visible; por ejemplo, de la zona situada detrás de un radiador o de un armario. Otra forma de retirar el soporte del papel   para dejar sólo  la fina capa decorativa, es mojar el revés con vinagre templado e ir frotando suavemente con el dedo, para  que se desprenda en forma de virutas.

Empapelados de pared

Arreglos en el empapelado.
Cómo conseguir que pasen inadvertidos.
La reparación de pequeños accidentes en un papel pintado liso resulta sencilla y muy rápida de realizar.
Tu papel pintado está nuevo o en un estado aceptable, pero lo has desgarrado desplazando un mueble. En una superficie de color, un rasguño salta a la vista. Despegar una tira entera y sustituirla exige tiempo, sin contar el coste que supone si no has guardado un rollo de reserva. Es más fácil hacer una reparación localizada. • La condición indispensable para restaurar un papel pintado es, por supuesto, disponer de unos recortes del mismo color. Es prácticamente imposible obtener un resultado totalmente invisible, pero puedes apañártelas para impedir que el agujero se aprecie a primera vista.
Preparar la zona deteriorada.
• Con un cáter, limpia los alrededores del desgarrón. Agrándalo para quitar los restos de papel. Sobre un papel vegetal, traza los contomos con un lápiz graso; este dibujo te servirá para traspasar el contorno al papel definitivo. Traza el perfil sobre el reverso del papel pintado, añadiendo aproximadamente 1 mm: es el margen necesario para un resultado discreto. Recorta cuidadosamente la pieza con el cúter.
• Separa la capa decorativa del soporte del papel; si no, la reparación crearía un reborde visible. Pon el recorte durante unos minutos en agua muy caliente. Retíralo
con las manos limpias y, con la ayuda de una pinza de depilar (o simplemente con las uñas), separa la capa decorativa del reverso. Deja secar la pieza sobre un papel secante con la cara impresa hacia abajo; si lo haces al revés, tendrá tendencia a enrollarse.

Telas para pared

Tela parece pero no es.
SISTEMAS ERGONÔMICOS es el importador y distribuidor de este novedoso producto que simula el típico tramado de una tela de arpillera. En realidad se trata de fibra de vidrio texturada. (Hay otros modelos con diferente relieve). El color en todos los casos es siempre, blanco. De esta forma, al poder pintarse la superfície expuesta Ias posibilidades decorativas son amplias. La forma de trabajar este material es muy simple: se corta el pano en cantidad suficiente y se encola a la pared, previamente desengrasada, limpia y libre de polvo. El pegamento ideal es cualquier cola de base vinílica (tipo cola de carpintero). Con un cepillo se presiona parejo desde el centro hacia los bordes como si se estuviera empapelando. De esta manera, quedará la pared cubierta, sin vestígios de rajaduras, grietas, ondulaciones, etc. Una vez seco el pegamento se procede a pintar con pincel o rodillo. EI efecto decorativo es excelente porque la textura de la base quiebra los brillos y realiza un interesante juego de luces y sombras. Los rollos de Cs-lnterglás Rústica vienen de un metro de ancho por 50 de longitud y en muchas pinturerías lo venden fraccionado. Te recomendamos ver las telas para paredes de decoracion habitaciones.
La ventaja dei material es que puede utilizarse sobre paredes en mal estado, o sin acabar. Es necesario que tengan un revoque grueso fratachado. Por otra parte, ai ser el cuarzo, la matéria prima, la tela es totalmente ignífuga. Tampoco hará formaciones de hongos ni admitirá ácaros ni otros insectos.
Con esta tela, decorar es fácil!..

Papeles pintados de pared

Reparar papeles pintados de pared.
Para que los bordes queden más irregulares, frótelos con papel de lija. Extraiga el papel de la pared como en el ejemplo anterior y coloque el nuevo tal y como lo ha preparado.
Encollezlapiéce, ajustez le dessin et mettez-la solgneusement en place.
Sur un papier peint uni la piéce va ressortir; commencez alors par couper une piéce carree comme pour le vinyl, et posez par-dessus une piéce adaptóe et déchiquetée.

Papel pintado de pared

Reparar papel pintado de pared.
Extraiga el papel dañado y coloque el de repuesto en su lugar.
En otros casos de papel pintado, prepare una pieza como en el caso anterior, pero para ajustaría, recórtela manualmente y de forma irregular.

Papel tapiz de pared

Reparar papel tapiz de pared.
Deberá recortar un trozo de papel pintado en el caso de los papeles vindicos, de tal forma que se adapte perfectamente al dibujo. Recorte un trozo más grande que lo necesario para cubrir el desperfecto.
Ajuste los dibujos de las dos piezas y recorte el trozo de repuesto y el papel de la pared al mismo tiempo.