Archivo de la categoría ‘Lamparas de sobremesa’

Lamparas decorativas interiores

Lámparas que dan luz también por el pie.
CREAN AMBIENTES DE RELAX.
Iluminan de forma distinta a otras lámparas de similares características, debido a que su pie también emite luz, al llevar en su interior tres bombillas. Aunque, eso sí, la iluminación que proporcionan es tenue y envolvente, porque tanto la pantalla como la base de estas luminarias van recubiertas de una fibra sintética ondulada que tamiza la luz. Además, pesan muy poco y puedes elegirlas en versión sobremesa o de pie. Funcionan con bombillas de bajo consumo y sólo se presentan en color rojo.
PRECIO: modelo sobremesa, desde 158,32 €; de pie, a partir de 249,54 €.

Reparacion de lamparas

La desarmamos integramente, casquillo portalámpara, llave interruptora, arandelas y tuercas de sujeción, también miramos el cable y la ficha de enchufe. Por fortuna, todo estaba sano, sin grietas, ni muestras de recalentamientos.
Armamos el conjunto independiente de la tulipa reflectora y comprobamos que todo funcionaba a la perfección. Colocamos una lamparita de 60 W, esmerilada con lo que conseguimos una luz blanca uniforme.
Y una vez que con suaves golpes quitamos las abolladuras todo fue aplicar antióxido al pie de hierro y pintura de un color cálido por fuera, y blanco en el interior. Fueron necesarias 3 manos de pintura diluida con aguarrás a fin de que el calor de la lámpara no levantara cascarones o ampollas como posiblemente hubiera sucedido en el caso de aplicar la pintura tan espesa como viene en el tarro.
Esquema eléctrico de la lámpara de pie que puede ser aplicado a cualquier velador.
Atención: por dentro de la llave de luz pasan los dos cables. Pero uno sólo es el que se interrumpe.
Una vez seca, armamos el conjunto tal como estaba y comprobamos que había motivo para decir que habíamos logrado nuestro RESCATE.

Reparacion de lamparas

Memorias de nuestro viaje:
Necesitábamos desde hace tiempo una lámpara de pie que nos facilitara la lectura en un rincón del patio cubierto cuando declinaban los rayos del sol y varias veces nos detuvimos a mirar vidrieras donde había lo que estábamos buscando. Pero como siempre sucede la que más nos gusta es la más cara y nuestro bolsillo no alcanza. En un momento, tarde de lluvia por medio, nos acordamos que teníamos algo que podría servir. Cuando la encontramos nos dio pena: empolvada, con manchas de grasa, con abolladuras, cascarones de pintura saltados y apenas se tenía en pie. La gran duda: ¿podríamos darle una apariencia digna y que funcionara correctamente para cubrir nuestra necesidad? En minutos, mediante viruta de acero, detergente, agua y un trapo limpio, ya había cambiado su aspecto.

Reparar lampara

Reparar la vieja lampara.
Así como desde la antigüedad se definió al hombre como la medida de todas las cosas y desde que nos paramos en dos palas no dejamos de establecer medidas y cuantificarlo todo; no es menos cierto que somos la máquina más perfecta de guardar cosas. Útiles o inútiles, no tiene importancia. Que hay personas más conservadoras y guardan todo y otras que son más propensas a tirar. Pero la verdad es que a todos nos sucede un día. encontrarnos con cosas que por alguna razón práctica o sentimental dejamos arrumbada en alcún rincón.

Lamparas de pie moderna

Sólo mide 25 x 10 cm, ideal para proporcionar un punto de luz en espacios pequeños. Su precio, 40 eu.

Lamparas infantiles

Muy apropiada para el cuarto de los más pequeños, con osito incluido para que les haga compañía. Cuesta alrededor de 45 eu. Distribuye Foimpex, tel.

Lamparas de escritorio

Elegante y sobria, en madera de bubinga con pantalla de pergamino. La de mesa cuesta 12.520 y el aplique 70 eu. Los modelos del 1 al 5, distribuidos por Taller Uno.

Lampara de sobremesa

Es la lámpara perfecta para sujetar a una librería y también da la luz necesaria para leer, de ahí su nombre, “Lectura”. Su precio es de 50 euros.

Pantallas de papel

Diseñada por Helena Poch, la “Rumba” se presenta en dos medidas (40 x 12 cm y 30 x 10 cm). La grande cuesta 13.200 y la pequeña 60 eu.
Para que las pantallas duren más tiempo sin quemarse o amarillear puedes comprar bombillas de bajo consumo con lo que, además de ahorrar dinero en la factura de la electricidad, también lo notarás en la duración de tus lámparas. Por ejemplo, una bombilla 4L bajo consumo, que corresponde a 60 W, tiene una duración ocho veces superior a una convencional y gasta un 75% menos de energía, ventajas que conviene tener en cuenta. Este tipo de bombilla es, sin lugar a dudas, el más recomendable para las pantallas de pergamino, muy de moda actualmente; pues el calor excesivo durante largo tiempo sobre el papel lo deteriora con muchísima facilidad.
Por último, y por razones de seguridad, debe respetarse el voltaje recomendado por los fabricantes de lámparas para cada uno de sus modelos.

Pantallas y lamparas

“China”, un diseño de Joan Auge. Sus medidas son de 40 x 20 cm. 75 eu.
Una regla general es que la base de la pantalla debe quedar lo suficientemente baja como para permitir esconder el casquillo de la bombilla, bastante feo, por cierto. En cuanto a las proporciones, las pantallas triangulares, por ejemplo, van muy bien con bases redondas, y las pantallas rectas lucen mejor con pies de formas geométricas, mientras que las de forma de campana son un poco el comodín, pues igual quedan bien con bases en forma de búcaro, como con modernos soportes rectilíneos.