Archivo de la categoría ‘lamparas halogenas’

Focos halogenos

OTROS MODELOS DE HALÓGENAS.
Desde luego que el calor que desprenden es su principal inconveniente si tienen que estar colocadas en una zona muy cercana a un lugar de reposo o trabajo. Pero su luz más brillante y la posibilidad de roscarlas en cualquier portalámparas tradicional, las hacen tentadoras. Y sobre todo, por la durabilidad.
Las dos lámparas primeras son de doble envoltura, baja potencia y llevan un quemador halógeno con un filamento de tungsteno y fusible interno de protección. A diferencia de las lámparas halógenas comunes, éstas pueden ser manipuladas con las manos desnudas debido a su doble envoltura y se pueden hacer funcionar en cualquier posición. Reemplazan con ventaja (hasta el 25 % más de luz, a igual consumo) a las lámparas incandescentes comunes y tienen una vida útil, sin ennegreci-miento, superior a las 2.000 hs.
Las dos siguientes de la misma foto pertenecen a la línea PAR. También son halógenas de tecnología avanzada. Su casquillo E 27 permite roscarlas en los portalámparas convencionales. Al venir po-vistas de un reflector son ideales para iluminación general y decorativa.
Las lámparas PAR traen un vidrio frontal que actúa de protección contra golpes, polvo y suciedad que pudiera modificar el flujo luminoso. Esta cubierta del frente puede ser facetada en el tipo Flood y se obtiene así una dispersión de haz de luz. Por el contrario, en el tipo Spot, la cubierta es de vidrio liso y se logra un haz más concentrado que permite iluminar objetos o detalles en particular. Potencias comunes de las lámparas PAR van de 40 a 100 Watios.
Abajo: Corte de una Halógena PAR 30 L de Philips.

Lámpara halógena

A todo esto, ¿qué es una lámpara halógena?. Simplemente una lámpara incandescente con un filamento de metal durísimo (tugste-no), al que se ha agregado un halógeno (sales de yodo o sodio, p.ej.). Entre la alta temperatura del filamento y la pared bastante más fría del cristal se establece un ciclo de circulación e intercambios gaseosos que logran mantener por más tiempo la integridad del tungsteno. Así se prolonga su duración y no se ennegrece la lámpara, con lo que el brillo será muy parejo hasta el final de la vida útil.

Lamparas halogenas

PRESENTACIÓN Y FUNCIONAMIENTO.
Las lámparas halógenas pueden venir presentadas de diferente forma: con rosca normal, casquillo E 27(común), con dos pines para ser enchufadas en un soporte especial, a bayoneta (las típicas halógenas para automóviles), o con dos casquillos cerámicos rematando un tubo de cuarzo.
Además, algunas se conectan directamente a la linea de 220 Voltios y otras llevan un transformador porque trabajan con corriente de bajo voltaje.
Las más usadas en reflectores potentes son las llamadas lineales, por la forma cilindrica de su cuerpo y la longitud del mismo. Más largas, mayor potencia luminosa. Éstas necesitan siempre un soporte especial que aguante las altas temperaturas que desarrollan durante el funcionamiento. Muchas veces, en el mismo soporte se incluye un fusible fino que en caso de sobrecarga, abrirá el circuito. Para evitar consecuencias por una eventual explosión de la lámpara es imprescindible un vidrio que cubra el frente del reflector.
El funcionamiento es idéntico a una lamparita común. Por un lado conecta al vivo (+) y por el otro al neutro (-). El filamento actúa como una resistencia que al recibir corriente se pone roja, amarilla y casi blanca después de un instante. La longitud del filamento es variable y por lo general forma un bucle compacto parecido a un resorte muy fino. Para evitar vibraciones que provocarían quebraduras irreparables, lleva unos aros metálicos distribuidos proporcionadamente a lo largo y que actúan como soportes.
PRECAUCIÓN:
No se debe tocar el cristal desnudo con los dedos, y si esto sucediera se debe limpiar las marcas, hasta quitar toda la grasitud con un trapo empapado en alcohol. Se debe operar desconectando la corriente y en frío, es decir después de haber esperado el tiempo necesario para que el cristal esté a temperatura ambiente. La razón es simple: el cuarzo del revestimiento se altera con la suciedad y al ser sometido a altas temperaturas puede quebrarse y estallar.

Lamparas halogenas incandescentes

LAS HALÓGENAS INCANDESCENTES.
En el conjunto de las lámparas de filamento comenzaron a destacar por su duración y por su alto caudal luminoso las llamadas halógenas.En general tienen una vida útil de 2.000 horas y su potencia arranca en los 100 Watios y llega en algunas hasta los 2.000 .
Son aplicables en cualquier lugar donde se necesite luz intensa, tanto en el interior como exteriores.