Archivo de la categoría ‘Proteger la madera’

Como proteger madera exterior

PROTECTORES al agua.
Tecnológicamente avanzados y formulados en base agua para proteger y realzar la belleza natural de la madera.
• Respetan el medio ambiente.
• Secado rápido.
• Gran resistencia y durabilidad.
• Filtros U.V. contra el sol.
• Alta protección contra hongos e insectos.
• Contiene bloqueador de taninos.
• Fácil mantenimiento a bajo coste.
• Mantienen el aspecto natural de la madera.

Proteger la madera

Proteger la madera.
Si tienes muebles de madera al natural o maderas tratadas con aceites o barnices especiales, no te despistes: cuando veas que pierden la protección, renuévala con productos especiales. PRECIOS: Barniz Satinado Xylazel, 9,05 €/750 mi. Aceite de Teca Lakeone 10,20 €/750 ml.

Productos para proteger la madera

PARA PROTEGER Y MANTENER LA MADERA.
Textron realza la textura natural.
• Se puede aplicar tanto en superficies horizontales (terrazas, tarimas, muebles de jardín…) como verticales (contraventanas, pérgolas, vallas, puertas…)
• No deja película – aspecto mate.
• Excelente impregnación de la madera.
• Autoprotección contra el moho.
• Mantenimiento fácil sin lijar. Aspecto natural.
• Ideal sobre cedro rojo, abeto, pino (tratado en autoclave o no), fresno…

Como lacar madera

Lacar metal y madera.
Tengo una estantería metálica y una puerta de madera que me gustaría lacar. ¿Podría hacerlo yo misma de una forma rápida y sencilla?
Existen productos especiales para obtener este acabado. Ahora bien, antes es necesario preparar las superficies, ya sean metálicas o de madera, dándoles una imprimación específica. Una vez hecha ésta, lo más adecuado es utilizar un esmalte de calidad para Iacar, corno Ticankk, de Industrias Titán. Vale para muebles y superficies de exterior e interior, y proporciona un acabado satinado suave. Resiste roces y manchas de grasa, es lavable y se puede aplicar con pincel, rodillo o pistola.
Precio recomendado: Envase de 750 mi, según color, de 12,75 a 13,22 €.

Blanquear madera

Blanquear la veta de la madera.
Con cepillo y veladura.
¿Cómo se consigue que la madera quede de su color natural, pero con la veta blanquecina?

Esta técnica es muy sencilla, pero requiere una madera que tenga la veta marcada. El pino puede servir, pero los mejores resultados se obtienen con maderas (o tableros chapados) de roble, castaño o fresno, cuya veta tiene mucho relieve. No podrás conseguir este acabado con maderas de haya, chopo, limon-cillo, etc., que apenas tienen veta.
• El primer paso es frotar la veta con un cepillo de púas de latón, sin presionar demasiado, para abrir las grietas por las que se meterá la pasta. Después, aplica una mano de tapa-poros sobre la madera para proteger el poro y frota con lanilla de acero para suavizar la superficie.
• La pasta blanca se hace mezclando una lata de cera incolora (licuada al baño María) con un tubito de pintura al óleo blanca. Mezcla bien y deja enfriar. Después, aplica la pasta abundantemente sobre la madera, presionando bien, y retira el exceso antes de que se seque. Transcurrida una hora, saca brillo a la superficie con un paño limpio y sin insistir demasiado.
1. La madera debe frotarse en el sen-tido de la veta con un cepillo de metal para abrirla y que penetre la pasta. Aplícala después con un paño, apretando bien.
2. Antes de que se seque, retira el exceso con un paño. Si te cuesta, “mancha” el paño ligeramente con un poco de cera incolora.
3. Transcurrida una hora, saca brillo a la cera con un paño limpio. No frotes demasiado para no retirar la pasta que se ha introducido en la veta.

Cuidar la madera

Hay que cuidar la madera!
VENIER, firma industrial dedicada desde hace anos a la fabricación de productos antihumedad, presenta ahora el primer curador que evita que la madera se prenda fuego. Se trata de un ignífugo-curador- preservador que puede aplicarse a pincel o rodillo y también por inmersión. El resultado obtenido en ambos casos es el mismo: la madera tratada queda preservada contra el ataque de insectos, larvas, etc. y también dei fuego. Por esta razón puede usarse como preventivo de incêndios. Se mezcla un litro de curador con 5 litros de ignífugo y se aplican dos manos o se sumerge la madera durante 5 segundos en dos oportunidades. De esta forma, siendo madera vírgen, quedará protegida por tiempo indefinido siempre y cuando posteriormente se barnice o pinte encima. Ante el ataque dei fuego el ignífugo actúa como retardante, la madera se carboniza pero no alcanza a formar llama y evita de esta manera la propagación dei fuego.
Entre otras virtudes el ignífugo-curador-preservador resulta econômico, es transparente, por lo tanto no mancha, no despide olor y no es corrosivo. Y además como se indico, la madera nueva una vez tratada, puede pintarse, barnizarse o decorasc a gusto.