Archivo de la categoría ‘Reformar una casa’

Pasos para hacer espigas

Hacer el molde y emplearlo como plantilla:
• Este molde es en realidad una matriz similar a las empledas por los torneros de metal, aunque más “de andar por casa”.
• El hierro debe perforarse con rocas especiales; si empleas un punzón para marcar el centro de cada agujero, conseguirás que la broca no resbale. No olvides sujetar perfectamente la pieza bajo el taladro para que no se mueva; hazlo con un sargento de buena calidad.
• Lima bien los agujeros al terminar para retirar las rebabas.
Traza con una tiza o un rotu- lador permanente una línea sobre la que marcarás los centros de los agujeros. Deja espacio debajo para poder sujetar la planilla con el sargento.
Marca con un punzón el centro de los agujeros; así no resbalarán las brocas. Hazlos lo suficientemente espaciados para evitar que se unan entre sí al taladrarlos.
Un soporte para taladro (en este caso, de Wolfcraft) te ayudará a hacer los agujeros. No olvides lubricar la broca con algunas gotas de aceite especial para máquinas.
Con un escoplo para acero, realiza tres muescas en cada agujero que sobresalgan aproximadamente un milímetro del borde. Sujeta la herramienta con un ángulo de aprox. 20°.
Con una lima cilindrica, desbarba los filos de los agujeros, ajusfando el extremo de los labios exactamente con la alineación de las perforaciones.
Los dos extremos de la barra se afilan en punta. Uno se mete en el portabrocas y el otro se coloca en el agujero del molde correspondiente al diámetro elegido.
Tantear un poco es inevitable antes de encontrar la velocidad de rotación ideal. Presiona con firmeza, pero sin pasarte para que la madera no se reviente.
Ensamblajes resistentes:
• Las espigas de madera son unas viejas conocidas de todos los aficionados a los trabajos con madera. Aunque los tornillos y los clavos son más fáciles de colocar, las uniones con espigas son más resistentes y quedan mucho más estéticas.
• Para hacer los agujeros donde introducir las espigas con precisión, existen accesorios fáciles de manejar y muy económicos: marcadores metálicos, señaladores de profundidad de la broca… Son imprescindibles para hacer un buen trabajo.

Hacer espigas con restos de madera

Con restos de madera.
• Puedes utilizar trozos de madera maciza y resistente que tengas en tu taller para hacer las espigas. En la foto puedes ver que se está cortando un trozo de una tablilla de parqué de roble. Utilizando un formón o una azuela, corta un trozo de sección cuadrada que supere en algunos milímetros al diámetro de la futura espiga (por ejemplo, para una espiga de 10 mm de diámetro necesitarás un cuadrado de12mm de lado).
• En este punto, que sea más o menos regular no tiene importancia. Afílalo ligeramente para ajustar una punta en el portabrocas del taladro, ajústalo a velocidad media y ejerce presión hacia el molde: el trozo de sección cuadrada inicial se va transformando en una espiga redonda a medida que la madera va atravesando el agujero.

Hacer espigas

Plantilla para hacer espigas.
A partir de una placa de hierro.
En los comercios puedes encontrar espigas, pero también puedes hacerlas tú mismo con este molde o plantilla.
Las espigas de madera son barras cilindricas hechas de madera dura (haya o roble, generalmente), que se utilizan para ensamblar piezas de madera maciza sin emplear clavos ni tornillos, de manera invisible y resistente. Los diámetros más corrientes son de 6,8 y 10 mm, aunque a veces también se pueden encontrar de 12. Puedes comprarlas en forma de barra larga para cortar o en bolsitas de varias espigas ya cortadas y con los extremos avellanados para que penetren mejor en los agujeros taladrados.
• Si quieres hacerte tu propias espigas, te enseñamos a realizar un molde para “tornear” las barras con la ayuda del taladro. Necesitarás un trozo de hierro plano (el nuestro mide 150 x 60 x 10 mm), que puedes encontrar en algunos centros de bricolaje, talleres de forja o almacenenes de chapas y metales.
• También te hará falta un banco de trabajo, un taladro con soporte de columna, brocas para hierro, aceite lubricante, escoplo para metal y lima redonda.

Ideas para reformar la casa

Abrir el vano en la pared, construir la barra e instalarla.
• En nuestro ejemplo, la pared es de placas de escayola. Si el vano llega hasta el techo, no hay problemas de sustentación; si no, tendrás que colocar un dintel para sujetar el trozo que queda en la parte superior. Procura que los laterales midan por lo menos 50 cm de ancho.
• Los paneles de yeso laminado se recortan con la sierra, pero puede hacer falta modificar la estructura interna de raíles. Procura que el hueco coincida con éstos en lo posible.
• Si la pared es de ladrillo, el corte se realizará con martillo y escoplo, preferentemente por pedazos y empezando por arriba.
1. Marca las líneas de corte con una plomada de tiza. Verifica que los ángulos sean rectos midiendo las diagonales: para que lo sean, tienen que resultar idénticas.
2. Taladra los dos ángulos inferiores con una broca de widia lo suficientemente gruesa para poder meter la siena. Hazlo por la parte interior del vano que vas a abrir.
3. Empieza a cortar con la sierra a 45° aproximadamente y ve enderezándola poco a poco, hasta que se encuentre totalmente perpendicular a la pared.
4. Los tres el ementos de la barra se unen con espigas y adhesivo de montaje. Hay que atornillar también las tres escuadras metálicas que se fijarán en la pared.
5. Haz unos rebajes en la pared de 2 cm de profundidad como mínimo (para un tabique de 5 cm de grosor), para poder encajar las escuadras de fijación.
6. Prepara el yeso para rellenar los huecos de las escuadras. Hazlo en dos fases: guarnecido y acabado, y, una vez seco, lija y pinta la pared con rodillo y pintura plástica.
7. Puedes reforzar los anclajes por el lado de la cocina introduciendo unos tornillos con tacos de expansión a una distancia de 5 cm de la encimera.
Consejos:
• La barra de madera lleva una pequeña tabla por el lado de la cocina. También puedes fijar dos tablitas paralelas para colocar el mostrador “a caballo” sobre el tabique.
• Para reducir los humos y olores, conserva un trozo de 30 cm de pared entre el techo y la abertura. Lo ideal sería colocar un cerramiento ligero (persianas venecianas, esteras enrollables
de mimbre, paneles correderos…) en el vano.

Reforma tu casa

REFORMAS GENERALES DE LA VIVIENDA.
Flexibilizar espacios con paneles correderos.
He adquirido un casa y quiero cambiar su distribución, flexibilizando al máximo los espacios.
• Ya que Ia planta está organizada alrededor de un “cubículo húmedo” (compuesto por cocina y bano), deja Ia planta totalmente libre o subdividida en habitaciones mediante tabiques correderos. En el vestíbulo construye un armário, abre un acceso a Ia cocina y elimina el pasillo. Al cuarto de bano se le dota con dos accesos, desde el salón y desde el estúdio, y queda dividido en dos zonas independientes: en una de ellas, el inodoro, y por el otro lado, el lavamanos y Ia ducha de obra.
1) Habilitar armário empotrado.
2) Abrir acceso cocina.
3 y 4) Puertas correderas.
5) Ducha de obra.
6) Independizar indodoro.
7) Nuevo acceso bario.
8) Puerta corredera.
9) Puerta plegable o corredera suspendida.

Como hacer un vestidor

DORMITÓRIOS:
Hacer un vestidor y ampliar el salón.
Somos un matrimônio sin hijos y queremos prescindir de un dormitório muy estrecho que tenemos, para ampliar el salón y realizar un vestidor.
• Una vez eliminado el tabique divisório, levanta el nuevo tabique que va a conformar el vestidor a 3,78 m de Ia pared exterior para que el vestidor sea amplio (1,27 x 1,50 m de espacio libre).
• Como el salón quedará grande, para que Ia puerta de acceso no quede despropor-cionada te recomiendo sus-tituirla por una puerta de dos hojas, simétricas o asimétri-cas, pudiendo ubicar un armário ropero frente a Ia entrada y una estantería o aparador empo-trado frente al comedor, con Io que aumentarás el espacio libre de almacenamiento.
1) Amptiación salón.
2) Nuevo tabique.
3) Vestidor.
4) Aparador/estantería.
5) Nuevo armário.
6) Puerta doble.

Ideas para reformar la casa

Algunas ideas para reformar la casa.
TODAS LAS SOLUCIONES, CON PLANOS Y AL DETALLE.
Si tienes la intención de reformar tu casa, en total o en parte, en este reportaje encontrarás Ias preguntas más interesantes de nuestro Consultório de Obras, con su respectiva solución.
Cuando vas a comprar im piso o quieres reforma cuyo, lo más normal es que en principio tengas que “trabajar” sobre un plano. Un plano no es más que la representación de una vivienda o local en planta (es decir, visto directamente desde arriba), con aco raciones a escala, medidas y disposición de los muebles (si está amueblado). Hay otro tipo de planos que representan las instalaciones de electricidad, agua, saneamiento, calefacción, etc, pero en el caso que nos ocupa no vamos a dedicarles atención.
QUE NOS INDICA LA ESCALA.
Es una representación en pequeno de las dimensiones de la vivienda. Se trata de un sistema de correspondências. Por ejemplo, una escala de 1: 50 quiere decir que 1 cm en el papel corresponde a 50 cm de la realidad; 2 cm, a 1 m, etc. Todos los elementos de un plano deben estar a escala: la estructura, los muebles y los objetos.
Significado de los símbolos y los trazos:
Ventanas: Si son abatibles, debe representarse el sentido de apertura.
Paredes maestras: Se representar! más gruesas que los tabiques.
Suelos: Las líneas horizontales representan el parque (1OA); Ia cuadrícula, el suelo de baldosas (10B). Muebles de cocina y eletrodomésticos. Armários empotrados o vestidores: Se representan con una serie de líneas que simbolizan las perchas y Ia barra. Sanitários.
Tabiques de distribución:
Son más finos que las paredes maestras. Muebles.
Puertas: Pueden ser plega-bles, correderas o abatibles. En este último caso, debe representarse el sentido de apertura.
Líneas pespunteadas:
Tienen vários significados: que hay un mueble colgado, Ia presencia de una estante-ría, que un sofá se transforma en cama…
Pilares de carga: Van unidos y con el mismo color que las paredes o tabiques.

Como reformar un baño

Mueble de lavabo en esquina.
Sencillo, ligero y bonito.
Estoy reformando el aseo de mi casa y, para ganar espacio, me gustaría poner el lavabo en una esquina, sobre un mueble que pueda hacer fácilmente yo misma.

Si tienes las tomas de agua y el desagüe en la misma esquina, no hay ningún problema para que montes ahí mismo tu mueble de lavabo. Puedes hacerlo fácilmente con un lavabo de los que van exentos, apoyados sobre una encimera. Los hay de tamaño pequeño y con muchas formas: cuadrada, redonda, ovalada… Se colocan pegándolos directamente sobre la encimera con silicona especial incolora.
• Fíjate en el dibujo que acompaña estas líneas: se trata de un mueble hecho con aglomerado melaini-nado, muy sencillo y ligero. Va apoyado sobre tres patas metálicas (1) que se colocan a rosca; las hay de varias medidas en los centros de bricolaje. El mueble tiene un cuerpo triangular dividido en dos partes mediante una balda (2). La parte superior alberga el sifón y los latiguillos, y la inferior tiene espacio para guardar objetos. Las puertas (3) son de mctacrílato; puedes pedir que te las corten a medida en el centro de bricolaje y colocarlas con bisagras especiales para puertas de cristal. El sistema de apertura es abatible; los tiradores llevan un sistema de pestillo magnético, específico para puertas de cristal o mctacrílato.
Bisagras para puertas de cristal modelo ET150. Hettich Iberia.
Tirador Zamak con pestillo magnético ET 150. Hettich Iberia.

Como reparar grietas en paredes

Grietas de cimentación.
He heredado una casa de 72 m? construida con bloques que presenta grietas en todas las ventanas y en las esquinas. La cimentación tiene la profundidad de un bloque.

Sin conocer la forma ni el ángulo y la evolución temporal que presentan las grietas, pero sabiendo dónde han aparecido (en las esquinas y en los huecos, que son la parte más débil), es obvio un fallo de cimentación, que parece escasa, sin descartar tampoco la mala calidad del suelo, aunque sí es descanable como causa la proximidad relativa de una carretera (11 m). La solución ha de centrarse en una intervención sobre el terreno con la finalidad de mejorarlo (drenaje, conipactación, estabilización, etc.) y sobre los cimientos. Esta se basaría en un recalce superficial (ampliar la superficie de la cimentación si el terreno que constituye el plano de apoyo es aceptable), o un recalce en profundidad, que supone profundizar el plano de apoyo de la cimentación de manera puntual o continua (si el terreno no presenta suficiente capacidad portante) por medio de bataches, procedí míen lo empleado con frecuencia en el recalce de muros con cimentación corrida, como parece ser el caso. La elección de la técnica a adoptar y las consiguientes operaciones han de ser dirigidas por un técnico competente en la materia.

Redistribuir la casa

Redistribuir la casa.
No siempre hay que meterse en obras para cambiar la distribución de una casa con el fin de hacerla más cómoda y espaciosa. Ni tampoco para ampliar el número de habitaciones. ,  ,m
Puedes levantar un tabique que divida un espacio en dos de forma rápida y limpia, sin utilizar ladrillos y argamasa, sin polvo ni escombros. De eso te hablamos en el Informe de este mes: de los sistemas de construcción en seco, que se instalan como un mecano por medio de perfiles metálicos a los que se atornillan paneles prefabricados de yeso laminado. Tampoco faltan en este sitio de bricolaje decoración otras buenas soluciones para que tu casa parezca más grande, con muebles multiuso (foto sobre estas líneas), o con trucos que ayudan a “estirar” los metros disponibles.