Archivo de la categoría ‘Reparaciones del hogar’

Reparaciones de calderas

Solucionar el goteo del tubo de la caldera.
En algunas ocasiones nos encontramos con el que el tubo de la caldera para agua caliente y calefacción que nos acaban de instalar presenta un goteo constante de agua. Es importante saber que las obras normalmente están en garantía (si conservas la factura con el IVA) y hay que solicitar al instalador que vaya a revisar el tubo por si existiera alguna filtración. Es posible que el calor que genera la caldera se transmita al interior de tubo y el vapor de agua se condense formando líquido. Este líquido tendría que encontrar alguna vía de escape hacia el exterior para poder filtrarse, así que mira atentamente las juntas de los tramos para comprobar que están bien selladas. Otra posibilidad es que el calor del propio tubo se transmita al exterior y condense la humedad del ambiente a su alrededor; esto generaría la aparición de una película de humedad sobre el metal que, al acumularse, se desprendería en forma de gotas. Una manera eficaz de solucionar este problema es sustituir el tubo por otro de doble capa. Entre el tubo interior y el exterior hay una cámara de aire que separa las dos partes, con lo que ni la humedad ni el calor se transmiten a la parte exterior. Y si no queremos meternos en nuevas obras, existe la posibilidad de poner en la habitación un aparato deshumidificador.

Como reparar grietas en paredes

Grietas de cimentación.
He heredado una casa de 72 m? construida con bloques que presenta grietas en todas las ventanas y en las esquinas. La cimentación tiene la profundidad de un bloque.

Sin conocer la forma ni el ángulo y la evolución temporal que presentan las grietas, pero sabiendo dónde han aparecido (en las esquinas y en los huecos, que son la parte más débil), es obvio un fallo de cimentación, que parece escasa, sin descartar tampoco la mala calidad del suelo, aunque sí es descanable como causa la proximidad relativa de una carretera (11 m). La solución ha de centrarse en una intervención sobre el terreno con la finalidad de mejorarlo (drenaje, conipactación, estabilización, etc.) y sobre los cimientos. Esta se basaría en un recalce superficial (ampliar la superficie de la cimentación si el terreno que constituye el plano de apoyo es aceptable), o un recalce en profundidad, que supone profundizar el plano de apoyo de la cimentación de manera puntual o continua (si el terreno no presenta suficiente capacidad portante) por medio de bataches, procedí míen lo empleado con frecuencia en el recalce de muros con cimentación corrida, como parece ser el caso. La elección de la técnica a adoptar y las consiguientes operaciones han de ser dirigidas por un técnico competente en la materia.

Integración de la terraza al dormitorio

Obras e instalaciones.
Incorporar la terraza al dormitorio:
Me gustaría transformar el dormitorio principal integrando la terraza y reformar el baño para modernizarlo.
La integración de la terraza al dormitorio supone la posibilidad de utilizar ese espacio como una pequeña zona de descanso (lectura, televisión, etc.). Respecto al cuarto de baño, si dispones de otro completo que pueda dar servicio a las otras dos habitaciones, te sugiero integrarlo también cu el dormitorio, accediendo a él por una puerta corredera.
Puedes sustituir !a bañera por una ducha amplia (80 o 90 cm), y ocupar la pared del fondo con un mueble o encimera corrida con dos lavabos y un gran espejo de pared a pared.
Antes: Una terraza desaprovechada y un baño sin acceso al dormitorio.
Después:
1) Cerramiento de la antigua terraza.
2) Zona de estar.
3) Puerta corredera.
4) Desplazar ligeramente la puerta hacia el armario (no es estrictamente necesario). 5) Encimera con lavabos encastrados.

Paneles de fachada

Paneles de G.R.C.
La fachada de nuestro edificio (bastante deteriorada y hecha de piedra y un enfoscado de mortero) va a ser restaurada con paneles de G.R.C. ¿En qué consiste?
El G.R.C. es un microhormigón en el que el armado metálico se sustituye por una masa de hebras de fibra de vidrio que dotan al material de una alta resistencia a flexión, por lo que se puede realizar con espesores mínimos. Las dimensiones máximas de las láminas vienen delimitadas por el transporte, aunque, gracias a su espesor (10-15 mm), son muy ligeras (20-30 kg/m’). Pueden ser sencillas, midticapa o sandwich con una capa de aislante. Ventajas del G.R.C.: a su ligereza hay que añadir su gran moldeabilidad, que le permite reproducir todo tipo de formas, colores y texturas, utilizando los moldes adecuados.

Reparar grietas

Reparar las grietas de un falso techo.
Con velo de fibra de vidrio.
Tengo un falso techo de escayola en el baño que se está abriendo por las uniones entre las planchas. La reparación con cinta y pasta no me gusta. ¿Hay alguna solución mejor?

Efectivamente, existe un producto que va ayudarte a conseguir un techo perfecto y libre de grietas o juntas. Se trata del velo de fibra de vidrio, una finísima malla que se utiliza para cubrir superficies susceptibles de agrietarse, y que sirve como base y refuerzo para el acabado posterior.
• El velo se presenta en rollos de diferentes densidades, según sea el trabajo a realizar; consulta al proveedor cuál sería el más apropiado para tu caso. Después, mide el techo en su totalidad y corra el velo de manera que lo cubra, dejando un sobrante de unos 5 cm por cada lado.
• Antes de colocarlo, extiende una mano de adhesivo específeo por el techo y pega el velo inmediatamente sobre el producto. Después, aplica otra mano de pintura para conseguir su fijación definitiva; es posible que tengas que lijar suavemente la superficie con lija n° 400 para alisarla. Da la última mano con rodillo. Un consejo: antes de colocar el velo, rellena las juntas con pasta tapagrietas y pega el velo antes de que se seque. En la foto, velo de fibra de vidrio Premium, de Osaka.

Restauracion de vigas de madera

Remate para una viga. Con contrachapado y perfiles.
En la casa que me acaban de terminar hay una gran viga de soporte en el techo que llega hasta la mitad del salón. El problema es que está serrada tal cual, y la testa, aunque está bien cortada, queda irregular y fea. ¿Cómo podría embellecerla?

Lo más importante es que la superficie a cubrir esté más o menos recta y escuadrada. No importa que esté rugosa (al contrario: es mejor, ya que el agarre del adhesivo resulta más fuerte así), pero sí que no tenga desniveles importantes.
• Para un arreglo sencillo, compra un tablero de contrachapado de 2 o 3 mm de grosor chapado en pino sin barnizar. Córtalo a la medida de la zona que vayas a cubrir y pégalo con un adhesivo de montaje espeso, que consiga adaptar la tabla a las irregularidades de la testa.
• El siguiente paso consiste en cortar a inglete unos perfiles de madera en L, haciendo un marco. Estos perfiles servirán para dar un acabado estético a la unión entre viga y tablero, sin que se vea el canto del contrachapado.
Pégalos también con adhesivo de montaje, asegúralos con unas puntas sin cabeza y húndelas para rellenar los huecos con masilla, de manera que las puntas pasen inadverüdas.Termina aplicando dos manos de barniz a todo el conjunto.

Poner una arandela a un pulvericador de jardín

Aplicar una arandela a un pulvericador de jardín.
1. Desatornille el capuchón de la presilla que hay debajo de la empuñadura y quite la barra y la arandela.
2. Desatornille la tuerca del extremo de la barra. Seguramente será necesario sacar la herrumbre y engrasar.
3. Quite en este mismo orden: una tuerca, una arandela lisa de metal, dos arandelas-cubetas de cuero, una arandela de metal, una tuerca.
4. Antes de aplicar las nuevas arandelas de cuero, mójelas bien en aceite de pie de buey.
5. Vuelva a poner las piezas, apriete la tuerca de fijación y colóquelo todo dentro del pulverizador.

Reparar las cercas

Reparar los postes de una cerca.
1. Utensilios y herramientas: sierra, llave de tuercas, antipútrido, hormigón, alicates, berbiquí y brocas.
2. Los postes de sujección se pudren generalmente por la base. Es conveniente enterrarlos bajo tierra o en hormigón.
3. He aquí un montante de recambio. La mayor parte de él va bajo tierra o en hormigón. El resto se engancha a la madera afectada.
4. Determine la altura total de madera que abarcará el montante teniendo en cuenta el desgaste de la base. Extraiga la parte afectada y empape el resto con una generosa dosis de antipútrido.
5. Desenganche el pie del poste y haga un agujero en la base para poder poner el montante de recambio.
6. Coloque el montante de recambio y cúbralo de tierra o de morrillos bien comprimidos. También puede utilizar una mezcla de cemento (1 medida), arena (3 medidas) y gravilla (6 medidas).
7. Coloque las tuercas en el montante de madera en sus guías con las piezas de recambio del montante. Si utilica las piezas apropiadas, el ajuste entre las dos piezas será perfecto.