Entradas con la etiqueta ‘artesanias en maderas’

Blanquear madera

Blanquear la veta de la madera.
Con cepillo y veladura.
¿Cómo se consigue que la madera quede de su color natural, pero con la veta blanquecina?

Esta técnica es muy sencilla, pero requiere una madera que tenga la veta marcada. El pino puede servir, pero los mejores resultados se obtienen con maderas (o tableros chapados) de roble, castaño o fresno, cuya veta tiene mucho relieve. No podrás conseguir este acabado con maderas de haya, chopo, limon-cillo, etc., que apenas tienen veta.
• El primer paso es frotar la veta con un cepillo de púas de latón, sin presionar demasiado, para abrir las grietas por las que se meterá la pasta. Después, aplica una mano de tapa-poros sobre la madera para proteger el poro y frota con lanilla de acero para suavizar la superficie.
• La pasta blanca se hace mezclando una lata de cera incolora (licuada al baño María) con un tubito de pintura al óleo blanca. Mezcla bien y deja enfriar. Después, aplica la pasta abundantemente sobre la madera, presionando bien, y retira el exceso antes de que se seque. Transcurrida una hora, saca brillo a la superficie con un paño limpio y sin insistir demasiado.
1. La madera debe frotarse en el sen-tido de la veta con un cepillo de metal para abrirla y que penetre la pasta. Aplícala después con un paño, apretando bien.
2. Antes de que se seque, retira el exceso con un paño. Si te cuesta, “mancha” el paño ligeramente con un poco de cera incolora.
3. Transcurrida una hora, saca brillo a la cera con un paño limpio. No frotes demasiado para no retirar la pasta que se ha introducido en la veta.