Entradas con la etiqueta ‘colores para pintar un salon’

Colores para interiores de casas

Color y destino de los ambientes.
Con frecuencia se suele simplificar demasiado a la hora de elegir colores. Sea porque no se quiere pensar demasiado, sea por el temor a equivocarse o para ahorrar un gasto suplementario, se termina decidiendo por pintar todos los ambientes de un mismo color. Resultado: faltará alegría en la habitación de los niños, los dormitorios resultarán monótonos, y la cocina y el comedor o la sala de estar, parecerán la misma cosa. Hay colores específicos para definir cierto clima deseado. Por lo tanto, se pueden establecer unas normas básicas que generalmente son válidas para la mayoría de las viviendas y locales destinados al trabajo. Para los espacios de reunión y encuentro son recomendables los colores suaves: blanco tiza, amarillo, verde musgo, ocre claro o rojizo, pero cuidando siempre que sean matices suaves. Estos colores nos producirán estímulos relajantes. En los dormitorios habrá que optar por colores que proporcionen sosiego como el verde o azul pálidos. Algunos matices del gris azulado también proporcionan un descanso mejor. Los tonos salmón y ocres son cálidos y envolventes con lo que propician un clima de camaradería a la vez que despiertan al apetito, de manera que son aptos para el comedor.
En escaleras y recibidores son aconsejables los derivados del amarillo y el rojo porque ofrecen la apariencia de amabilidad y crean un clima de bienvenida. Las cocinas toleran el blanco siempre opacado con una pizca de ocre pero será el lugar de la casa que requerirá los servicios del pintor con más frecuencia por causa de los humos y las grasas. Nunca intente evitarse un futuro repintado eligiendo un color oscuro, en la gama de los sienas y marrones porque pronto se dará cuenta que eligió mal. Es un lugar pequeño de la casa y con esa elección la habrá cerrado más. Los cuartos de baño admiten cualquier tonalidad a juego con los artefactos sanitarios pero siempre que pueda pinte el techo con pintura de cielo-rraso porque es el lugar que soporta mayor cantidad de humedad y es conveniente que los componentes de la pintura sean absorbentes.