Entradas con la etiqueta ‘cortinas cocina’

Cortinas a medida

Cortinas, visillos y transparentes.
Las cortinas suavizan la severidad de los marcos de ventanas y constituyen por sí mismas un elemento decorativo. Las telas actuales ofrecen una gama inmensa, tanto para una decoración moderna como para una ambientación clásica.

La elegancia de los cortinajes.
Las cortinas, cualquiera que sea su color o estilo, pueden variar considerablemente el aspecto de una pieza. Durante el verano, unas cortinas ligeras o unos transparentes suscitarán una atmósfera fresca y agradable, en tanto que unos cortinajes espesos proporcionarán una nota cálida y confortable que atenuará el rigor invernal.
Del mismo modo que se puede elegir entre decenas de tejidos diferentes, existen también muchos modos de elaborar y colgar unas cortinas, que pueden ir desde el simple cordón pasado por un vivo hasta los suntuosos cortinajes plisa dos o con drapeados ostentosos realza dos con frisos y laterales armonizados con ellos. El estilo a adoptar dependerá especialmente del emplazamiento y de si se desea revalorizar el lugar en cuestión o bien disimularlo por encontrarse desproporcionado en relación con el resto de la estancia.
Si se dispone de una ventana muy pequeña, perdida en medio de un gran lienzo de pared, se podrán lograr unas proporciones más armónicas colocando unas cortinas que rebasen los márgenes del marco o que revistan toda la pared.
La longitud de las cortinas es mucho más una cuestión de gusto personal, y lo mismo pueden bajar hasta descansar sobre el suelo como quedar algo más bajas que los antepechos de la ventana.
En el caso de transparentes, se pueden añadir unas caídas laterales que podrán recogerse o dejarse desplegadas para lograr mayor intimidad. Los transparentes pueden estar fijos visillos o bien correrse como si fuesen cortinas, dejando pasar completamente la luz del día, como ocurre con la puerta-ventana que aparece sobre estas líneas.
Los tejidos ligeros de algodón se prestan mucho a guarnecidos de ventanas. Retenidos por alzapaños de color contrastado producirán mayor efecto aun. Para crear el efecto sofisticado de la cortina que se representa al pie de la página se ha empleado un guipur de algodón. Este estilo puede convenir a una cocina, o, reemplazando el guipur por una tela de algodón de tonos cálidos, para crear un ambiente más rústico.
Las telas más pesadas, del tipo del brocado o del terciopelo, proporcionan calor y comodidad a una pieza de manera maravillosa. Están particularmente indicadas en habitaciones de estilo clásico y tradicional. Para conseguir un efecto más logrado se podrán bordar con una pasamanería adecuada o incorporar flecos u otro tipo de adorno.