Entradas con la etiqueta ‘Cursos de pintura sobre madera’

Tecnicas de pintura sobre madera

Albañilería y pintura.
Más de pintura sobre madera.
EL REPINTADO.
Si no hay partes sueltas o ampolladas y la adherencia de la pintura vieja es buena, bastará con lijar toda la superficie a pintar y limpiar con un trapo y aguarrás (apenas húmedo). Luego, aplicar la primera mano del esmalte sintético elegido. Pasadas 6 a 8 horas, lijar nuevamente con lija fina para romper el brillo y volver a pintar. A veces, entre mano y mano suele haber desprendimientos de la pintura vieja porque la nueva “tira”. En estos casos hay que rasquetear con la espátula, masillar o enduir, dejar secar y lijar bien hasta que quede parejo el parche con el resto. Conviene repasar estos lugares con una pincelada de esmalte, para que tome color y se igualen las texturas. Después de un par de horas pintar todo.

Tecnicas para pintar madera

A los efectos de lograr seguridad en el trazo, se podrá apelar al uso de un pequeño soporte que se improvisará con una tabla apoyada sobre unos libros, tal y como se muestra en el dibujo. Es aconsejable antes de hacerlo sobre el mueble u objeto elegido, practicar sobre papel.
Estas indicaciones son válidas también para las guirnaldas en las que la ejecución se comenzará siempre por la parte gruesa con el pincel firmemente apoyado, y se irá levantando a medida que se llegue al final Terminada ¡a pintura, ya podemos comenzar con el trabajo que hará de nuestro mueble una pieza antigua. Debemos para ello tener presente que los muebles que han llegado hasta nosotros tienen una antigüedad promedio de 150 años, por consiguiente los colores no pueden lucir vivos como lo hacen los nuestros en este momento. Para lograr este efecto de pátina antigua, una vez que esté acabada la pintura y con la ayuda de un pincel, que usaremos sólo para esto, pasaremos por el mueble en espacios no mayores de 0,50 cm x 0,50 cm, de ” betún de Judea”. Lo dejaremos unos 10 minutos y al cabo de ellos y con la ayuda de un paño seco quitaremos el exceso. En el caso que esté un poco espeso lo aligeraremos con unas gotas de aguarrás que esparciremos sobre el paño. ¡El cambio es increíble! En solo 10 minutos lo hemos envejecido 150 años.
Si ya está a nuestro gusto en cuanto a la cantidad de años que le hemos elegido, dejaremos que se seque bien, unas 24 horas y entonces es cuando y de acuerdo al uso que finalmente se hará de él decidiremos el acabado final. Es recomendable la disolución de la pintura con agua al 50 %. Es fácil pasarla con una brocha mediana y plana, seca rápidamente y otorga un brillo suavemente satinado y natural. Pero en el presente caso dado que la puerta abatible de la biblioteca será una mesa, y que por consiguiente el uso será más intensivo, es aconsejable dar una mano de laca o barniz satinado, transparente. Una vez seca pulir con lana de metal fina tipo Virulana) y dar una segunda mano.