Entradas con la etiqueta ‘funcionamiento del martillo’

Como usar el martillo

Uso del martillo.
La utilización correcta del martillo requiere un poco de práctica. Se empuña firmemente el extremo del mango y se coloca el brazo en ángulo recto, fijando la mirada en el lugar de la acción. Se golpea ligeramente sobre la cabeza del clavo, manteniendo el instrumento con soltura y dejando que sea el propio peso del martillo el que obtenga el hincado. A medida que se hunde el clavo se va aumentando la potencia del golpe, procediendo sin vacilaciones. De lo contrario se golpearía fuera del clavo o éste se doblaría. En los trabajos delicados no se debe hundir totalmente el clavo. Para ello se recurre al botador.

Para clavar una punta pequeña se golpea ligeramente con la peña del martillo y a continuación se utiliza el cotillo o cabeza gruesa, dando una serie de golpes ligeros pero reiterados; no es aconsejable clavar la punta con un solo golpe fuerte. Los clavitos o puntas pequeñas se sujetarán con la boca de unos alicates de punta fina en el momento del apuntado.

Hay que conservar en buen estado la cabeza del martillo; éste debe estar siempre limpio, liso y sin grasa. Un martillo resbaladizo o mellado es un utensilio peligroso. Conviene, antes de su empleo, restregar el cotillo y la peña con una tela de esmeril de granulación media.