Entradas con la etiqueta ‘potencia electrica trifasica’

Concepto de potencia electrica

Potencia instalada y potencia contratada.
En las estipulaciones del contrato con la compañía suministradora debe figurar la mportante ya que de ello no sólo depende la tara del interruptor limitador, sino también la «cuota fija» que figura en cada recibo, además del consumo que pueda rebasarla.
■ Efectivamente, si se contrata una potencia excesiva, se tendrá que pagar una cuota fija elevada que puede resultar inútil, ya que no se habrá consumido todo lo que se paga. Por el contrario, si se contrata una potencia muy baja, se producirán frecuentes «apagones» debido a que el interruptor limitador no aguanta el consumo que se utiliza realmente. Por ejemplo, no se podrán usar simultáneamente varios aparatos electrodomésticos de gran consumo. Como es natural, estos electrodomésticos son los que por sus aplicaciones contienen resistencias, como, por ejemplo, las estufas, los termos o calentadores de agua, las planchas, etc., y consumen mucha electricidad.
■ Para todo aquel que no vea demasiado claro el concepto de «potencia» y que confunde lo que son kW (kilovatios) con kWh (kilovatios-hora), puede serle de ayuda tener en cuenta la potencia y la utilización de los distintos electrodomésticos que piensa utilizar y establecer entre el 60 y el 70 % de sus potencias como el valor de la potencia instalada que interesa contratar.
■ La «potencia» de cualquier aparato eléctrico es la cantidad de energía que consume en unidad de tiempo (vatios, W, o en su múltiplo, kilovatios, kW, que equivale a 1.000 W). Como sea, tal como ya se ha dicho, que todos los aparatos llevan inscrita su potencia en la placa de características, el consumo, es decir, los kWh, viene dado por el tiempo de utilización. Una plancha de 1.200 W consumirá durante una hora y media, si se emplea ininterrumpidamente, 1.200 x 1,5 =1.800 Wh, es decir 1,8 kWh.
■ Como información general téngase presente:
• las bombillas de iluminación más corrientes tienen de 15 a 100 W, (las lámparas halógenas más intensas llegan a 500 W, en tanto que las lámparas de descarga de bajo consumo no suelen rebasar los 25 W);
• los pequeños electromésticos tienen de 70 a 250 W;
• las estufas tienen de 800 a 3.000 W;
• las lavadoras y lavavajillas pueden superar los 3.000 W.
■ Cuando se lleva a cabo la suma pura y simple de las potencias de los aparatos que se tienen en casa, se llega a valores que pueden dejar desconcertado. En una vivienda que disponga de tres habitaciones con todos sus servicios es normal que solamente para fuentes de luz se tengan, potencialmente, de 1.500 a 2.500 W. Ahora bien ¿cuántas bombillas están encendidas al mismo tiempo? Seguramente no serán más de 6, o sea unos 700 W, aproximadamente. Y lo mismo podría decirse de todos los otros aparatos.
■ Así, si la potencia instalada en la vivienda es de unos 4.000 W, bastará contratar una potencia de 3 kW, equivalente a un 60-70 % de la instalada. Generalmente, en este cálculo se suele incluir también la lavadora, siempre y cuando se utilice cuando todos los otros aparatos no se hagan servir.
■ Si se dispone de lavavajilla, termo eléctrico, horno eléctrico tradicional u horno de microondas, resultará indispensable contar con una potencia de 6 kW. Ahora bien, en este caso la instalación eléctrica actual suele hacerse mediante subdivisiones para los distintos sectores, cada uno de los cuales dispondrá del interruptor automático correspondiente, como nor-ma elemental de garantía.