Entradas con la etiqueta ‘reformas de casas’

Ideas para reformar la casa

Abrir el vano en la pared, construir la barra e instalarla.
• En nuestro ejemplo, la pared es de placas de escayola. Si el vano llega hasta el techo, no hay problemas de sustentación; si no, tendrás que colocar un dintel para sujetar el trozo que queda en la parte superior. Procura que los laterales midan por lo menos 50 cm de ancho.
• Los paneles de yeso laminado se recortan con la sierra, pero puede hacer falta modificar la estructura interna de raíles. Procura que el hueco coincida con éstos en lo posible.
• Si la pared es de ladrillo, el corte se realizará con martillo y escoplo, preferentemente por pedazos y empezando por arriba.
1. Marca las líneas de corte con una plomada de tiza. Verifica que los ángulos sean rectos midiendo las diagonales: para que lo sean, tienen que resultar idénticas.
2. Taladra los dos ángulos inferiores con una broca de widia lo suficientemente gruesa para poder meter la siena. Hazlo por la parte interior del vano que vas a abrir.
3. Empieza a cortar con la sierra a 45° aproximadamente y ve enderezándola poco a poco, hasta que se encuentre totalmente perpendicular a la pared.
4. Los tres el ementos de la barra se unen con espigas y adhesivo de montaje. Hay que atornillar también las tres escuadras metálicas que se fijarán en la pared.
5. Haz unos rebajes en la pared de 2 cm de profundidad como mínimo (para un tabique de 5 cm de grosor), para poder encajar las escuadras de fijación.
6. Prepara el yeso para rellenar los huecos de las escuadras. Hazlo en dos fases: guarnecido y acabado, y, una vez seco, lija y pinta la pared con rodillo y pintura plástica.
7. Puedes reforzar los anclajes por el lado de la cocina introduciendo unos tornillos con tacos de expansión a una distancia de 5 cm de la encimera.
Consejos:
• La barra de madera lleva una pequeña tabla por el lado de la cocina. También puedes fijar dos tablitas paralelas para colocar el mostrador “a caballo” sobre el tabique.
• Para reducir los humos y olores, conserva un trozo de 30 cm de pared entre el techo y la abertura. Lo ideal sería colocar un cerramiento ligero (persianas venecianas, esteras enrollables
de mimbre, paneles correderos…) en el vano.

Reformas casas antiguas

Obras e instalaciones.
Precauciones al derribar tabiques antiguos.
En mi pueblo tengo una casa de ladrillo de principios de siglo. Quiero efectuar una redistribución interior. Al ser una construcción antigua, desconozco si habrá problemas a la hora de derribar tabiques.
Al ser un edificio antiguo, seguramente la estructura estará constituida por muros de carga de ladrillo y forjados de viguetas de madera.
• En teoría, demoler los tabiques no supone ningún problema, pues no trabajan estructuralmente; pero, en la práctica, las viguetas
se deforman con el tiempo y terminan por adquirir una flecha: se curvan por fatiga, por cambios de la humedad en la propia madera, por dilatación-contracción, etc., haciendo entrar en carga a los tabiques existentes debajo. Es decir, que los tabiques, muros y forjados acaban colaborando estructuralmente entre sí. Por lo tanto, a la hora de derribar los tabiques habrán de tomarse ciertas precauciones como el apeo del forjado.
• Si se eliminan los tabiques, lo normal es que el forjado superior se combe y adquiera una flecha más acusada, apareciendo grietas vivas (en evolución) en la cara inferior del forjado durante un tiempo, hasta que se estabilicen de nuevo las viguetas. Si la flecha o combadura fuera muy acusada, habrá que proceder a corregirla y, de paso, reforzar el envigado de madera por debajo, por medio de una viga transversal a las viguetas, siempre que se haya calculado previamente que los muros de carga pueden aguantar el apoyo de esa viga de refuerzo. • Los muros de carga o testeros se agujerearán para empotrar la viga construyendo un dado de hormigón para apoyarla (ver dibujo). El trozo que se empotre en la pared debe pintarse con pintura antioxidante, y también hay que colocar cuñas entre el perfil y las vigas viejas, haciéndolas entrar en carga.
Viga de soporte:
Para evitar que el forjado de viguetas de madera se combe o deforme por falta de apoyo, hay que colocar un perfil de metal que las aguante, empotrado en la pared.