Entradas con la etiqueta ‘reparacion de techo’

Preparación de un techo para su reparación

1 Antes de realizar la colocación, se obturan las grietas visibles con un aparejo adecuado o con yeso de escayola y se alisa bien la superficie.
2 Se rascan y se lijan con papel abrasivo los enmasillados de las fisuras; se empleará un cepillo metálico si se ve que la pintura se desmorona.
3 Las cornisas de poliestireno se colocan antes que las baldosas. Los primeros elementos que deben colocarse son las piezas de los ángulos.
4 Se cortan las piezas a la longitud adecuada con un cútter o con un cuchillo de cortar pan. Se actuará lentamente para conseguir un corte neto.
5 Se encola y se aplican los elementos rectos, procurando no deteriorar la superficie de las cornisas mediante una manipulación precipitada.
6 Se recorta el emplazamiento del rosetón del techo con la ayuda de un cútter. Se empleará un compás o una plantilla para dibujar el círculo.
7 Si es posible, se usará esta baldosa como punto de partida. Se marca el contorno con un trazo y se prolonga para determinar las alineaciones siguientes.
Los rosetones del techo se colocan en el centro de una baldosa (arriba) o en el ángulo formado por la unión de cuatro baldosas.
8 Se encola todo el dorso de la baldosa central con una paletina ancha. Se procurará no verter cola sobre el tablero en el que se opera.
9 Se ajustan las baldosas siguientes al lado de la central guiándose por las alineaciones previamente trazadas y cubriendo cada cuadrado sucesivo.
10 Se recortan los extremos y los ángulos de las baldosas para ajustados a las dimensiones deseadas. Se trabajará sobre un soporte estable.
11 Se logrará salvar los ángulos con  unas medidas simplificadas. En los casos complicados, se recurrirá a los métodos descritos..
12 Se prestará una especial atención para no manchar con cola las cornisas mientras se colocan las baldosas que constituyen la periferia.