Entradas con la etiqueta ‘reparar techo’

Como reparar un techo de tejas

Reparar techos de tejas:
Adapte un par de ruedas en la parte superior, como en los modelos comerciales. Podrá conseguir un sistema de fijación en las ruedas tal y como indica el dibujo. Dependiendo del tipo de escaleras, es conveniente forrar con goma los primeros peldaños de la escalera para tejados.
Las tejas poseen un par de salientes que les permite engancharse en el entarimado. Levante la teja dañada con la ayuda de una paleta hasta que pueda sacarla deslizándose.
Si tiene dificultades para sacar una teja, puede ser porque esté clavada. Según la zona, puede estar clavado con uno o cinco clavos alineados. No se olvide de clavar la teja de repuesto.
El empizarrado es diferente. Tienen más fijaciones y están todos clavados. Para sacar una pizarra estropeada, necesitará una rajadera como la que aparece en el dibujo. Con ella extraerá los clavos.
No puede aprovechar el enganche de una pizarra estropeada, ya que podría estar suelto. Deberá engancharlo de nuevo y la fijación deberá ser de hilo metálica o de zinc. Lo clavará encima del agujero que haya dejado el clavo del gancho anterior.
Ajuste la nueva pizarra y cubra el hilo metálico o el trozo de zinc que sostiene la pizarra.

Reparar un techo accidentado


Reparar un techo accidentado.
Utillaje: martillo, cuchillo, pinzas, herramienta para dar forma y lima gruesa.
Los desperfectos de un techo de faldón de madera se pueden reparar con un recubrimiento de yeso. Comience extrayendo la parte afectada y amplíe el agujero según la colocación de las vigas adyacentes.
Ajuste todos los clavos que sobresalgan de las vigas. Vigile la superficie que debe cubrir.
Prepare los listones de madera para afianzar los listones al mismo nivel que la superficie.
Fije los listones con clavos. Elíjalos pequeños y sin cabezas para que pueda penetrar mejor.

Reparar zocalo

Reparar zocalo.
Si las fijaciones originales (generalmente el sistema es por empotramiento) están en buen estado, recorte el nuevo zócalo para adaptárselas.
Prepare bien todo el zócalo antes de larlo Si después le atacase la humed por la parte interna, los desperfectos p dría llegar a ser importantes.