Entradas con la etiqueta ‘servilleteros decorados’

Como decorar servilleteros

servilleteros decorados

DECORAR UN SERVILLETERO.
NO ES TAN DIFÍCIL COMO PARECE.

PROCESO:

El servilletero se puede adquirir en cualquier tienda de manualidades y bricolaje. Incluso en grandes almacenes. El único requisito es que la madera esté al natural y no tenga ningún tipo de acabado en barniz o cera. Necesitamos una pintura acrílica rosa muy pálido para la base y travesanos del servilletero. Se extiende una primera mano sobre la madera, y la dejamos secar. No tardará mucho. Así que en cuanto quede bien seco, se lija hasta conseguir suavidad en toda la superficie y laterales. El secreto de trabajar bien la madera es lijar mucho y bien. Debemos tener en cuenta que se lija siempre en la misma dirección de la veta; y no en contra, porque sino rayamos la madera. Se hace de una forma suave, con un movimiento uniforme; de arriba a abajo y de izquierda a derecha. También se puede lijar con alambrillo fino. Se realiza del mismo modo, pero hay que tener en cuenta la limpieza de los trocitos del alambrillo a la hora de dar la segunda mano de pintura.

Otra forma de preparar el servilletero, y quizás la más común, es extender una selladura o tapaporos sobre toda la superficie a tratar. Dejamos que seque bien y a continuación se lija utilizando la lija del número 0 ó alambrillo fino. Aconsejo personalmente que, en caso de utilizar el alambrillo, os pongáis guantes finos de látex, para evitar heridas innecesarias.

Después se aplicaría la primera mano de pintura acrílica, se dejaría secar y se lijaría de nuevo. Es muy importante limpiar bien del polvo de la lija todo el servilletero, porque de lo contrario, al extender la pintura nos quedarían las motitas de polvo adheridas a la superficie, y daría la impresión de no haber lijado lo suficiente. En la técnica que explico desde el principio no he utilizado el tapaporos como elemento primario para que el color de la pintura penetre en la madera y se vea difusa la veta; aunque la pintura acrílica cubre bastante bien.

Una vez aplicada la segunda mano de pintura dejamo secar y ya tenemos el fondo rematado, listo para pintar las flores al detalle. Os facilitamos el trabajo adjuntando unas plantillas a las que he pintado a mano en el servilletero.
Esta misma cadenita de flores os sirve para ribetear cualquier objeto que queráis hacer a juego. Unos servilleteros, un palillero, unos posavasos, etc..
Por supuesto que es utilizable para dar vida a una estantería del baño, un toallero, una lámpara de mesilla, etc.. esto ya depende de vosotros y de vuestra imaginación.

El arte de la decoración es útil a la hora de plasmar unos detalles en un objeto práctico; como puede ser un servilletero de madera, para desayunos, comidas, meriendas o cenas en casa o en la terraza.
Da un aire desenfadado, jovial. Un toque perfecto de alegría entre los demás enseres
propios de ese agradaole momento.

Tres acabados diferentes para el mismo servilletero. Un acabado envejecido que le da un aire romántico; en el centro sin envejecer, muy alegre y el tercero, imitando a un barnizado de color, una forma más rústica de dar un toque diferente a nuestra pieza.