Entradas con la etiqueta ‘tacos para ladrillo hueco’

Tacos para pared

PONER TACOS EN LA PARED.
El mejor sistema para fijar un objeto en la pared es recurrir a los tacos de expansión de los que hay una gran variedad en el mercado.
Los tacos de expansión constituyen el sistema más rápido y eficaz para conseguir una sólida fijación en la pared, en algunos techos y, asimismo, en suelos. El taco propiamente dicho estriba en un tubito de un material blando (caucho, material fibroso, metal blando o, sobre todo, plástico) con unas aletas o estrías exteriores. Al introducir un tirafondo o tornillo en el agujero, las aletas se expanden y comprimen la pared del agujero hecho previamente, cuyo diámetro debe ser el adecuado al calibre del taco que se emplea.
■ Hay tacos que llevan ya incorporado un tornillito que, al girarlo, se introduce en una tuerca situada al extremo del material blando. De este modo, el taco se ensancha y comprime la pared del agujero taladrado en el material pétreo.
■ Existen muchos modelos de tacos, pero todos ellos se rigen por el mismo principio. Los tacos también se aplican con gran eficacia para fijaciones en otros materiales que no sean pétreos, como, por ejemplo, la madera, el aglomerado o las placas plásticas.
■ En paredes normales de ladrillo macizo enyesadas no se presenta ninguna clase de problema.
■ Cuando, por el motivo que sea, el soporte consiste en una gruesa capa de yeso, convendrá que el taco no sólo la atraviese, sino que penetre en el soporte pétreo para evitar que al expandirse se casque el yeso.
Importante. Es indispensable que el taco se aloje, por lo menos en dos terceras parles de su longitud, en un material coherente y compacto.
■ Al insertar un taco en paredes de ladrillos huecos hay que emplear tacos especialmente concebidos para que sus aletas se abran y compriman las superficies de los alvéolos del ladrillo.