Entradas con la etiqueta ‘tirafondos medidas’

Alojamientos para tirafondos para madera

Alojamientos para tirafondos: métodos de perforación.
Un tirafondos debe alojarse siempre en un agujero previamente practicado. Cuando se trata de atornillar tirafondos de calibre inferior a 3,5 mm en una madera blanda se puede realizar el agujero con un punzón o barrena.

Para colocar un tirafondo superior a 3,5 mm, tanto en las maderas duras como en las blandas, es necesario practicar dos alojamientos que permitan asentar tanto la parte roscada como la lisa. Estos agujeros se realizan con una broca incorporada a una máquina universal o bien un berbiquí. Los agujeros de asentamiento de la tija se practican con brocas helicoidales regulares, una de calibre pequeño que corresponda al alma de la tija no fileteada y otra más gruesa equivalente al calibre de la tija no roscada. El alojamiento previo debe tener la misma profundidad o longitud que el tirafondo. Antes de realizar la perforación se pega un trozo de cinta adhesiva que sirva de referencia para la profundidad del agujero.

Se atornilla la pieza de madera más estrecha sobre la más gruesa. Se atravesará el madero más delgado al realizar el alojamiento previo, pues de lo contrario resultará difícil presentar correctamente ambas piezas y se corre el riesgo de romper o dañar la cabeza del tirafondo. No se debe forzar la entrada de éste. Si penetra con dificultad quiere decir que no se ha practicado el alojamiento previo en su medida correcta, sino demasiado estrecho.