Entradas con la etiqueta ‘aprender plomeria’

Plomeria manual

Las llaves mezcladoras.
EN EL PRINCIPIO FUE EL CUADRO.
Para hacer que una mezcladora de agua funcione como tal, hace falta unir los circuitos en un punto haciéndole llegar agua fría y agua caliente. En el caso de la ducha bastaría con poner una mezcladora de cocina del tipo de pared y prolongar el pico de salida hasta la altura deseada rematándolo con una flor o lluvia. Pero inmediatamente sugiría la incomodidad que significa tener que llenar la bañera con ese chorro disperso y desde tanta altura, con los consecuentes salpicones y ruido. Lo mejor será buscar algo más efectivo.algo así como dos puntos de salida de agua. Uno por lo alto para ducharse y otro a media altura para el uso de la bañera. Inventada la mezcladora no fue difícil hacer la mezcladora con derivación.
Un simple cuadro, o rectángulo, que para el caso es lo mismo, lleva una llave en cada vértice. En la mitad de los dos caños verticales, mediante una T se empalma el caño de agua fría por la derecha y el de agua caliente por la izquierda. El agua ingresa al cuadro y es contenida en cada uno de los vértices.
En el caño horizontal superior va empalmado un tubo largo que termina en la ducha o flor. En el caño horizontal inferior hay una salida para el pico de llenar la bañera. Generalmente el empalme es a rosca.
En las casas antiguas sobrevive este modelo de mezcladora con derivación porque fue el más simple, económico, y muchas veces lo fabricaba el plomero en la obra. Con el paso de los años el material se pudrió y hubo que cambiarlo. Fue el momento de colocar otro sistema más moderno.
Si tiene este modelo de 4 llaves, 2 para arriba (ducha) y dos para el pico de la bañera mientras se pueda reparar no hay que preocuparse porque funcionan de maravilla y la regulación la hace uno mismo a fuerza de vueltas de robinete. Por otra parte, rara vez necesitan más que un cambio de «cuento» y un fresado del asiento de la válvula. Desde luego que si reformamos el baño, quedará bastante anticuado.