Entradas con la etiqueta ‘percheros para ropa’

Perchero de pie

Muebles Perchero.
El bricolaje no tiene que estar necesariamente basado en complicados montajes, muy elaborados y con materiales de difícil localización. Una muestra de ello es este sencillo pero útil accesorio para colgar la ropa.
Como decíamos anteriormente la sencillez del montaje como su utilidad, lo hace especialmente interesante. Con unos escasos componentes y muy poca dedicación por el tiempo a emplear. Para empezar necesitaremos un trozo de madera maciza de haya o pino de 30 x 30 x 4 cm, de donde sacaremos la base de nuestro perchero. Será necesario un compás con el que marcaremos el círculo a cortar para dicha base.
La sierra de calar hará ahora el trabajo de cortar la madera por la línea marcada y posteriormente rebajaremos el vértice hasta dejarlo completamente redondeado.
La misma lija nos servirá para dar una primera mano de pulido a la pieza.
El siguiente paso es hacer un agujero en el centro de la base, de la misma medida que el listón redondo a incrustar. Este agujero no ha de ser pasante. Será suficiente que llegue hasta la mitad del espesor total. Esto nos permitirá encolarlo y además introducir un tornillo por la parte inferior.
Como adorno en la parte superior del perchero, podemos colocar cualquier pieza tallada de las que se emplean en la colocación de escaleras y otros muebles, de fácil realización, y que se venden ya confeccionadas en tiendas de bricolaje.
Solo nos quedará colocarlos brazos que sujetarán nuestras prendas . El sistema empleado es tan sencillo como los pasos anteriores. Para ello se ha utilizado listón redondo más fino que el anterior, en cuyo final hemos colocado una bochita de las que se emplean ha-bitualmente en los tiradores de puertas de muebles. La colocación de los brazos no tiene reglas, por lo tanto, pueden ser colocados como más nos guste. El broche final lo dará el barniz. Aquí podemos emplear un barniz incoloro, transparente o matizado con la coloración que se asemeje al resto de los muebles de la decoración.
Puede ocurrir que todos los materiales empleados no sean de la misma madera por lo que a la hora de barnizar tendremos que emplear un tinte hasta conseguir la uniformidad de todos los componentes.